INTERNACIONALISMO Y SOCIALISMO ¿Cuál debe ser la respuesta del PSC y del PSOE al derecho de autodeterminación?

Internacionalismo

El internacionalismo es un principio socialista que preconiza la unidad internacional de la clase trabajadora sobre la base de un programa de lucha contra la sociedad capitalista.

Fue Marx quien escribió en el “Manifiesto Comunista” la famosa consigna “¡Proletarios del mundo, uníos!”.  Sin embargo, cada vez son más quienes pretenden transformarla, de forma literal, en algo así como “Naciones del mundo, uníos”. Lo más grave es que lo hacen en nombre de supuestos valores socialistas y del internacionalismo.

Uno de los peores ataques que se puede realizar contra el socialismo es la prostitución de sus ideas y principios para defender conceptos tan peregrinos y ajenos a la lucha de clases como “contra la ruptura del estado”  o por la “Unidad de la Patria”. Y la pregunta es: ¿En qué momento se refieren esos conceptos a la unidad de la clase trabajadora?

La cuestión del derecho de autodeterminación y el  socialismo.

En primer lugar, es necesario comprender que por autodeterminación de las naciones no se entiende únicamente el derecho de secesión, sino de la libertad de escoger entra esa vía, la contraria, o cuantas vías se pongan encima de la mesa. Desde un punto de vista marxista fuera de dogmatismos, la cuestión nacional se analiza, como cualquier otra cuestión, contextualizando y  partiendo del análisis concreto y de las circunstancias concretas, examinando las condiciones históricas y económicas de los movimientos nacionales. Así, por ejemplo, son numerosas las cartas y declaraciones de Engels y Marx a favor de la independencia de Irlanda, lo cual no es en absoluto incompatible con el internacionalismo que preconizaban.

¡Pero Irlanda era una nación sometida por la armas! Dirán los puritanos del derecho de autodeterminación sólo y exclusivamente para los países considerados “oprimidos”. Sobre hasta qué punto una nación se puede considerar o no oprimida, habría mucho que hablar. No todo es la imposición por las armas.  Sin embargo, Marx, anteponiendo siempre los intereses de la clase obrera, no sólo pensaba en los irlandeses oprimidos tanto por la clase dirigente local como por la inglesa, sino también en los obreros ingleses, consciente como era de que aquél conflicto nacional fortalecía a la reacción inglesa enfrentando entre sí a trabajadores de distintas naciones, en lugar de unirlos en la lucha contra sus respectivas burguesías nacionales.  “La clase obrera de Inglaterra no podrá liberarse, mientras Irlanda no se libere del yugo inglés” (K. Marx, 1886)

I Internacional Socialista

Por otro lado, el 20 de junio de 1886, escribiría Marx: “hubo en el Consejo de la Internacional un debate sobre la guerra actual… Como era de esperar, la discusión giró en torno al problema de las “naciones” y a nuestra actitud ante él… Los representantes de la “joven Francia” (no obreros) defendieron el punto de vista de que todo grupo étnico y la misma nación son prejuicios anticuados… Los ingleses se rieron mucho cuando yo comencé mi discurso diciendo que nuestro amigo Lafargue y otros, que han suprimido las naciones, nos hablaban en francés, es decir, en una lengua incomprensible para las 9/10 partes de la reunión. Luego di a entender que Lafargue, sin darse él mismo cuenta de ello, entendía por negación de las naciones, al parecer, su absorción por la ejemplar nación francesa…”

gravure_56_33

Primer congreso de la I Internacional (1886)

II Internacional socialista

Cuatro años más tarde de este discurso, se fundaría la II Internacional. Siguiendo por la misma senda, damos un ligero salto en el tiempo y nos situamos en su cuarto congreso, celebrado en Londres del  26 al 31 de julio de 1896.

El acuerdo de dicho congreso dice:   “El congreso declara que está a favor del derecho completo a la autodeterminación de todas las naciones( …) el congreso exhorta a los obreros de todos estos países a ingresar en las filas de los obreros conscientes de todo el mundo, a fin de luchar al lado de ellos para vencer al capitalismo internacional y alcanzar los objetivos de la socialdemocracia internacional”

El caso de Noruega

Un ejemplo que ilustra a la perfección cómo el derecho de autodeterminación, lejos de contradecir el internacionalismo, puede suponer un buen pegamento para la unidad internacional de la clase trabajadora, lo encontramos en el caso de Noruega.  La independencia de Noruega en agosto de 1905 suscitó amplios debates y análisis en el seno de la izquierda internacional. Durante siglos, Noruega ha estado ligada a Suecia por estrechos lazos geográficos, históricos, económicos y lingüísticos. Pero la unión de Noruega a Suecia, de 1814 a 1905, a pesar del alto grado de autonomía que siempre se le otorgó, lejos de ser una unión voluntaria fue impuesta por los monarcas europeos y los aristócratas suecos. Un dato en absoluto secundario y que fue clave para su posterior escisión.  Cuando la burguesía sueca quiso impedir por la vía armada el movimiento por la independencia de Noruega, el congreso del Partido Socialdemócrata Sueco decidió oponerse a la agresión bélica por todos los medios, incluso con la huelga general. Se convocó  una manifestación de masas en el centro de Estocolmo. Así, durante el proceso  de secesión de Noruega, se constató en la práctica que la estrecha unión de los obreros noruegos y suecos y su plena solidaridad de camaradas de clase ganaban, al reconocer de este modo los obreros suecos el derecho de los noruegos a la separación. Los obreros noruegos se convencían de que los obreros suecos no estaban contagiados de nacionalismo sueco, de que la fraternidad con los proletarios noruegos estaba, para ellos, por encima de los privilegios de la burguesía y de la aristocracia sueca. Actualmente existe una estrecha relación entre los partidos socialdemócratas y sindicatos, no sólo noruegos y suecos, sino del resto de países nórdicos, mediante un comité de cooperación del movimiento obrero nórdico (SAMAK)

 El PSOE y el derecho de autodeterminación

Una vez hemos comprobado  el estrecho vínculo entre el socialismo y el derecho de autodeterminación de las naciones como parte de los principios más básicos del internacionalismo, no es de extrañar que en el famoso congreso de Suresnes de 1974, en el que se apartó al sector histórico del socialismo español  y se entronizó al compañero Felipe González con las bendiciones de Willy Brandt y François Mitterrand, se aprobase primero una resolución denominada de “ruptura democrática” donde se especificaba, entres sus once puntos, el reconocimiento del derecho de autodeterminación para todas las nacionalidades ibéricas.   Pero aún se llegaría más lejos, aprobándose una segunda resolución  incidiendo en este punto,  donde se especificaría lo siguiente:suresnes

1) La definitiva solución del problema de las nacionalidades que integran el Estado español parte indefectiblemente del pleno reconocimiento del derecho de autodeterminación de las mismas que comporta la facultad de que cada nacionalidad pueda determinar libremente las relaciones que va a mantener con el resto de los pueblos que integran el Estado español.

Todo esto, obviamente, sin perjuicio de la defensa a ultranza por parte de los propios socialistas de la unión voluntaria de dichas nacionalidades, pronunciándose, en el apartado 3 de la misma resolución, por “la constitución de una República Federal de las nacionalidades que integran el Estado español”

Esta posición sobre las nacionalidades y sus derechos seguiría siendo defendida y ampliamente argumentada en el congreso de 1976, postura que el PSOE mantendría hasta el año 1977. No es casualidad que el abandono paulatino del derecho de autodeterminación en el debate interno coincidiese con el abandono de la defensa de los principios del marxismo y el internacionalismo, aunque manteniendo las tesis marxistas como instrumento crítico y teórico. La corriente interna Izquierda Socialista sería la que principalmente mantendría vivos dichos principios en el seno del partido.

La clave: La unidad por la vía de la fraternidad

Hasta lo que hemos podido analizar, el internacionalismo lo podríamos resumir como la unidad de la clase trabajadora en la lucha por su emancipación por encima de fronteras nacionales. Una unidad que sólo puede darse por la vía de la fraternidad desde el reconocimiento mutuo de sus respectivos derechos sociales y nacionales, jamás impuesta por la fuerza de las armas o de las leyes. Por lo tanto, el derecho de autodeterminación no sólo es compatible con el internacionalismo, sino que forma parte indisoluble del mismo principio. No podemos reclamarnos de lo segundo sin reclamarnos de lo primero,  aunque al mismo tiempo, porque así lo creemos,  nos veamos apostando firmemente por la opción de la unidad por la vía de la argumentación, el convencimiento y la pedagogía.  Independientemente del resultado final del proceso por lo que respecta a las naciones, lo cual tal vez no esté en nuestras manos, sí habremos contribuido en mayor o menor medida a la unidad de nuestra clase.

En la actualidad

Por último,  vayamos a la época más reciente. En el actual contexto de crisis económica y durante los últimos estallidos sociales, después de haber visto al pueblo griego alzarse en lucha una y otra vez al grito de ¡Pueblos de Europa, Alzaos! (No hace falta explicar aquí el sentido de clase de esta consigna ni de la palabra “pueblo”) el 29 de septiembre de 2010 asistimos a la primera jornada de lucha europea organizada por los sindicatos europeos, con paros parciales y demostraciones de solidaridad y fraternidad que superaron los límites continentales. huelgaeuropeaEl salto cualitativo se produjo el 14 de noviembre del 2012. Por primera vez en la historia de la UE se convocó simultáneamente una jornada de paros en diferentes estados con una reivindicación común. Chipre, Malta, Portugal, Italia y España vivieron una jornada de huelga general que fue apoyada con movilizaciones en Francia, Grecia y Bélgica. He aquí un ejemplo de cómo los principios internacionalistas se pudieron llevar a la práctica.

No obstante, no todas las fronteras estatales o nacionales fueron igual de fáciles de superar en aquellas luchas. Y no me refiero a aquellos estados o naciones en los que las diferencias económicas,  sociales y geográficas podían parecer enormes en comparación con los países en huelga. Me refiero al caso concreto de Euskadi, donde un largo conflicto nacional mal resuelto supuso una barrera infranqueable e impidió, por parte de los sindicatos nacionalistas, la unidad en la lucha de la totalidad de los trabajadores vascos con el resto de trabajadores de gran parte del sur de Europa.  Tomemos nota

Joan López

EL “PROCÉS CONSTITUENT” Y LA LEGALIDAD VIGENTE

EL -PROCÉS CONSTITUENT- Y LA LEGALIDAD VIGENTELos y las diputadas al Parlament favorables a la independencia son mayoría en la actualidad en base a una ley electoral injusta. La realidad es que el resultado electoral del 27S no dotó a los independentistas de una mayoría clara que sustentase las aspiraciones independentistas de los partidarios de los nacionalistas catalanes. Desde ese momento el procés quedó completamente deslegitimado.

El pasado miércoles 27, el pleno del Parlament aprobó las Conclusiones de la Comissió d’Estudi del Procés Constituent. Desde Esquerra Socialista discrepamos de dicho documento en consonancia con nuestro ideario federalista y con nuestros principios internacionalistas. Sin embargo, no coincidimos en las razones por las cuales nuestro partido, el PSC, no votó tal documento, ya que se ha puesto en cuestión la decisión adoptada por el Parlament como ilegal y antidemocrática al contravenir la vigente legalidad española. Es un argumento perfectamente lógico para aquellos que desde una perspectiva nacionalista defienden la unidad de España. Pero, ¿es defendible desde una perspectiva socialista?

Los pueblos y naciones deben ser capaces de adoptar las decisiones que consideren oportunas para construir su futuro, en pleno ejercicio de su soberanía. Las y los socialistas no tememos acudir a las urnas, al contrario, somos defensores del diálogo fraternal y del socialismo integrador, de clase e internacionalista, y de una democracia sin limitaciones ni complejos. Desde ESC no utilizamos argumentaciones legalistas. Nuestro objetivo es la construcción de una alternativa federal que supere el caduco autonomismo del 78 y que permita una unión libre, voluntaria y fraternal entre los pueblos.

La clase trabajadora debe oponerse de forma tanto activa como pasiva al cumplimiento de la legalidad cuando sean vulnerados sus derechos y libertades, así como de los más vulnerables. No debemos dejar de ejercer nuestro derecho de huelga, de manifestación o de asociación aunque la derecha, nacionalista española o nacionalista catalana, legisle en nuestra contra y presione a la magistratura. El error en la decisión del Parlament estriba por tanto no en la ilegalidad que supone contravenir al Tribunal Constitucional, sino carecer del necesario soporte democrático. Desde ESC consideramos que la independencia que se obstinan en clamar no garantiza a la clase trabajadora catalana la consecución de una sociedad socialista, justa e igualitaria, que revirtiera el perjuicio económico y social causado por el capitalismo y tuviera por objetivo la erradicación de la pobreza y las desigualdades.

Sin embargo, no son éstos los motivos esgrimidos por el PSC ni por el PSOE, tan sólo el respeto a la legalidad vigente. Discrepamos por tanto por duplicado: debimos votar en sentido negativo a consecuencia de la carencia en dicha declaración del sustrato democrático necesario, por un lado, y de objetivos socialistas por otro, pero nunca en base al respeto a una legalidad emanada de la clase heredera del régimen anterior. El internacionalismo socialista no significa en modo alguno combatir el nacionalismo catalán superponiendo otro nacionalismo aún más pesado y orondo, el español. Significa reconocer la existencia de las nacionalidades que conforman el estado, y tratar de hacer cooperar a las y los trabajadores de estas naciones en virtud del reconocimiento y respeto mutuos en relaciones federalistas constructivas y positivas, reconociendo la plurinacionalidad del estado y articulando de esta forma un estado federal republicano.

El reconocimiento de la nación catalana, reconocimiento expresado en los estatutos del PSC y en el Estatut de Catalunya, promovido por un President socialista y refrendado por el pueblo catalán, nos emplaza a ser consecuentes y por tanto asumir como natural la expresión democrática y pacífica del pueblo catalán en una consulta que le permita definir su futuro político. Es en esta cita donde el socialismo debe tratar de convencer al electorado de que la traducción lógica del internacionalismo socialista es la federación cooperante y colaborativa con el resto de naciones y pueblos del Estado, siempre de forma voluntaria, jamás impuesta por la fuerza, ni la de las armas ni la de las leyes. Se trata de convencer, no de vencer. En ningún caso puede supeditarse la voluntad popular, pacífica y democrática, al cumplimiento de la legalidad vigente.

En conclusión, como socialistas, las y los militantes del PSC adheridos a ESC rechazamos dicho documento de Conclusiones. Pero sólo desde una profunda base ideológica socialista podemos responder adecuadamente a los graves acontecimientos que se suceden en la actualidad política actual. Si como socialistas no sabemos identificar nuestros rasgos característicos, nuestros valores elementales y nuestra ética más clara, no podremos analizar los acontecimientos y satisfacer las demandas de la clase trabajadora de cualquier nacionalidad.

La Comisión Permanente de Esquerra Socialista de Catalunya – PSC

ASAMBLEA ORDINARIA ESC – RESOLUCIONES

En Asamblea ordinaria celebrada el 16 de Julio de 2016, en la localidad de El Vendrell, los y las militantes del PSC adscritos a la corriente, tras haber analizado y debatido los puntos fijados en el orden del día, han alcanzado los siguientes acuerdos de resolución:

 

Primero.- Situación Política:

Del análisis de la situación política a nivel estatal y catalana, Esquerra Socialista concluye que la pérdida de confianza electoral en las últimas elecciones generales, tanto a nivel estatal como autonómico, no obedece a una derechización de la sociedad, sino a la falta de contenido de nuestro proyecto federal, a la tibieza en la defensa de políticas sociales y económicas, netamente de izquierda, y en una falta de ambición para liderar un gobierno de cambio, desde la unidad de los partidos de izquierda.

La Asamblea de ESC señala la urgente necesidad de impedir la investidura de Rajoy poniendo fin a las políticas austericidas del PP, y buscar los apoyos parlamentarios y sindicales para construir una verdadera alternativa de gobierno progresista, socialista y de cambio.

Rechazamos cualquier intento de sembrar la frustración y renuncia colectiva en las filas de nuestro partido, y por tanto rechazamos los argumentos tendentes a ceder el gobierno al PP y conformarnos con el papel de primera fuerza de la oposición. No podemos dar al PP lo que el pueblo le ha negado. No podemos permitir que el gobierno de Rajoy siga gobernando ni un día más, saqueando las arcas públicas y dilapidando los derechos de la clase trabajadora.

En este sentido, pedimos a la dirección nacional de PSC que apruebe una resolución oficial y formal, con una posición clara y nítida que suponga un compromiso de no dar apoyo ni facilitar la formación de un gobierno del PP, defienda e impulse firmemente el NO a la investidura de Rajoy, tanto en primera vuelta como en segunda, y que de ningún modo se permita a los diputados y diputadas elegidos en nuestra candidatura votar algo diferente a un rotundo No al PP.

De igual manera, desde ESC instamos a todas las instancias de nuestro partido, y especialmente a la Comisión Ejecutiva del PSOE a votar No a la investidura de Rajoy e instar a que se destierre la idea de una posible abstención, total o parcial, que no hace sino debilitar la confianza de los ciudadanos depositada en nuestro partido y animamos a trabajar para conseguir la unidad necesaria para conseguir la conformación de un gobierno de izquierdas.

 

Segundo.- Reforma Federal Plurinacional.

Consecuencia del análisis político anterior se constata la necesidad de resolver el encaje de los distintos pueblos del estado español, haciendo compatibles los derechos nacionales y sociales, indisolubles bajo nuestra perspectiva de clase. Por ello, instamos a trabajar en la línea de conseguir una Reforma Federal que reconozca la plurinacionalidad del Estado, y que partiendo del reconocimiento del derecho a decidir de los pueblos, fomente la fraternal y solidaria relación entre los mismos, y la unidad de los derechos sociales.

 

Tercero.- Rechazo a la suspensión del Tribunal Constitucional de la Ley 24/2015.

La Asamblea Nacional de Esquerra Socialista de Catalunya rechaza totalmente la sentencia del TC de suspensión de la Ley 24/2015, de 29 de julio, de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética.

Esta ley establece la protección de personas y unidades familiares en situación de riesgo de exclusión residencial ante los cortes de suministros que puedan acordar las compañías suministradoras de agua potable, electricidad y gas por falta de pago.

La Ley, aprobada por los diputados y diputadas del Parlament de Catalunya elegidos por el pueblo catalán, establece que las empresas distribuidoras de agua potable, electricidad y gas no podrán interrumpir los suministros por motivo de impago de aquellas personas o familias en situación de riesgo de exclusión residencial. Igualmente, la ley catalana recoge aspectos importantes para luchar contra los desahucios como la obligatoriedad de cesión de pisos vacíos a los grandes tenedores de viviendas.

La suspensión del TC votada a instancias del PP, limita la acción legislativa del Parlamento catalán, sometiendo nuevamente tanto la soberanía como el derecho a decidir de los pueblos.

 

Cuarto.- Condena de los atentados en Niza, Bagdad y Siria.

El pasado 14 de Julio, 84 personas murieron asesinadas en la localidad francesa de Niza. Desde ESC queremos trasladar nuestro apoyo y solidaridad a los familiares de las víctimas y a todos los que tuvieron que pasar por esa experiencia espantosa de temer por su vida.

Profundizando en el análisis sobre este atentado, y reiterando nuestra más profunda repulsa al mismo, rechazamos también que acciones como ésta puedan servir como excusa para tomar de medidas que traerán más muerte y horror, como la intensificación de la intervención militar en Siria e Irak, y la prolongación del Estado de sitio y la suspensión de libertades democráticas en territorio francés.

 

Precisamente, las medidas de recorte de libertades en nombre de la seguridad de todos, lejos de acabar con el terrorismo, han tenido un uso completamente interesado en estos últimos meses. Gracias a ellas, el gobierno francés ha podido detener y retener en sus casas sin explicación alguna a cientos de activistas sociales, sindicalistas que participaban en las tremendas movilizaciones que los jóvenes y trabajadores franceses han protagonizado masivamente contra la Ley de Trabajo (equivalente en su contenido a la reforma laboral aprobada por el PP en el Estado español) que el gobierno de Hollande pretende imponer.

Ya han transcurrido trece años desde que en 2003 se lanzó la intervención imperialista en Iraq, instigada por el entonces presidente americano Bush, junto con Blair y Aznar. Estas intervenciones militares no han traído la libertad ni la prosperidad a estos países, sino, al contrario, han hundido a la población en la desesperación y se han empeorado sus condiciones de vida, desestabilizando la región, y creando así el caldo de cultivo perfecto para el fortalecimiento de grupos terroristas que, día sí y día también, llevan a cabo atentados en estos países cobrándose la vida de cientos de hombres, mujeres y niños inocentes.

El 3 de julio, un atentado del Daesh provocaba la muerte de más de 200 personas en la ciudad de Bagdad. La situación en Siria y en Irak sigue produciendo el éxodo de millones de refugiados que huyen de la guerra y de la muerte y que no solo no encuentran solidaridad y ayuda en la Unión Europea, sino que ven como la propia UE acuerda con Erdogán para que les haga el trabajo sucio.

A los trabajadores y a los jóvenes, en Niza, en París, en Madrid o en Iraq, nunca nos han traído ningún beneficio las aventuras imperialistas ni el crecimiento armamentístico. Al contrario, hemos importado a Europa el terror que Oriente Próximo sufre cada día desde hace muchos años y que acaba con las vidas de personas inocentes, gente normal y corriente como nosotros que terminan por pagar muy caro los negocios armamentísticos de otros.

 

¡No al terrorismo! i No al recorte de derechos democráticos, ni a las intervenciones militares! ¡No en nuestro nombre!

 

Quinto.- Solidaridad internacional con los profesores mexicanos.

Ante la represión del gobierno mexicano contra la lucha sindical de los profesores mexicanos en Oaxaca, la Asamblea Nacional de ESC expresa su solidaridad internacional con los profesores mexicanos y con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación de México,

Los profesores mexicanos con las organizaciones se movilizan, desde hace meses, por la derogación de una ley de privatización de la enseñanza. El domingo 19 de junio los policías federales y del estado de Oaxaca dispararon contra los profesores de la sección 22 de la CNTE y contra los campesinos indígenas y los padres en varias localidades del estado de Oaxaca, en particular en Nochixtlan.

Se estima que entre 9 y 10 compañeros han resultado muertos, y hay decenas de desaparecidos. La policía ha bloqueado el acceso a los hospitales públicos para que los heridos no puedan ser atendidos. Miles de profesores han sido despedidos y varios dirigentes de la CNTE, como Núñez, Villalobos y Madrigal, están encarcelados.

Ante la movilización de los docentes de México el gobierno de Peña Nieto ha respondido con la represión y la masacre. Por ello, y en respuesta al llamamiento de solidaridad internacional, efectuado por el AITP, desde ESC expresamos nuestra más enérgica protesta contra la represión de los profesores en México, y trasladamos a las agrupaciones del PSOE y a la militancia socialista en general, la existencia de una campaña internacional para dar a conocer esta movilización, y elevar nuestra más rotunda y enérgica protesta ante el gobierno de Peña Nieto, y ante las embajadas de México.

Concretamente os pedimos que, en ejercicio del internacionalismo socialista, dirijamos nuestros apoyos a los profesores y repulsa de la masacre, utilizando mensajes como el siguiente:

 

“Queridos compañeros y compañeras:

Hemos conocido con indignación la masacre perpetrada el domingo 19 de junio contra una manifestación de profesores y trabajadores de diversos sectores en Oaxaca. Queremos transmitir nuestra solidaridad más amplia con vuestra lucha contra la ley de evaluación impuesta por el gobierno de Peña Nieto y por la liberación de los compañeros arrestados, así como por el castigo a los culpables de esta masacre.

Nos dirigimos también al gobierno de México para hacerle llegar nuestra indignación”

 

Enviad los mensajes a:

Presidente Peña Nieto: enrique.penanieto@presidencia.gob.mx

Enseñantes contra la ley privatizadora: unidad.contra.evaluacion@gmail.com

Asamblea Nacional de Esquerra Socialista de Catalunya-PSC

 

La Asamblea de ESC-PSC

Sobre las elecciones del 26J

– El Partido Popular no sólo ha sido el partido que nuevamente ha obtenido más votos, sino que además los ha incrementado con respecto a las elecciones del 2015, lo que significa que en la izquierda en general, y especialmente en nuestro partido, no hemos sido capaces de convencer lo suficiente a todos los electores de clase trabajadora cuyos intereses de clase aspiramos a representar. No obstante, el PP no ha obtenido el suficiente apoyo necesario para formar gobierno, siendo la suma del resto de fuerzas las que lo superan en número de votos y escaños, incluyendo la suma de PSOE con Unidos Podemos.

-Así pues, avalamos a nuestro Secretario General en su rechazo a la investidura de Mariano Rajoy o cualquier otro candidato o candidata del Partido Popular, en el convencimiento de que la propuesta de la derecha española sólo puede perjudicar a un más los derechos y libertados de la clase trabajadora.

– Tras las elecciones de Diciembre de 2015, la actitud infantil e interesada de la cúpula de Podemos por un lado, y por el otro la premisa de que el único acuerdo posible pasaba por un pacto de entre PSOE y Cs, impidieron la formación de un gobierno de izquierdas. Esto ha tenido sus consecuencias en las elecciones del pasado 26J con el descenso en conjunto del electorado de izquierdas. La competición por la segunda plaza y las aspiraciones personales de Pablo Iglesias, así como la obcecación en sumar en un mismo pacto dos fuerzas que se repelen mutuamente, como son C´s y Podemos, ha perjudicado a la izquierda y beneficiado a la derecha.

-Por otro lado, en Catalunya, los resultados manifiestan claramente que no se produjo un trasvase de votos desde Cs el 27S a Podemos el 20D. El electorado de Cs ha apoyado de forma manifiesta al PP, claramente incompatible con las propuestas de Podemos. El electorado ha ratificado su demanda del reconocimiento democrático a que la nación catalana exprese sus aspiraciones políticas pacífica y democráticamente.

– El PSOE y el PSC no pueden ignorar por más tiempo esta reclamación, que en el marco de la plurinacionalidad del Estado debe proponer a la nación catalana la reforma federal del estado español que proponemos como socialistas para garantizar la cooperación de los y las trabajadoras desde el respeto y el reconocimiento mutuo.

– UGT y CCOO han reclamado con claridad un gobierno de izquierdas, y en esa línea siempre hemos animado a nuestro secretario general para lograr un verdadero cambio de políticas en el gobierno español, algo que no podía a todas luces lograrse con la propuesta política de Cs. El PSOE no puede quedar al margen del sentir de las organizaciones de clase. Desde ESC no compartimos que no hubiera otra opción posible que el pacto con la derecha, máxime cuando los mensajes reccibidos desde Bruselas nos indican que será más necesario que nunca que el PSOE defienda los intereses de la mayoría social.

– La tendencia electoral del PSOE y del PSC continúa siendo negativa, perdiendo apoyo social de forma continuada. Es necesario revertir esta situación proponiendo políticas situadas a la izquierda del discurso oficial europeo de la austeridad y la precariedad laboral.

– Consideramos que es una cuestión de voluntad política que las fuerzas de izquierda representadas en el Congreso lleguen a acuerdos para responder a las demandas de la mayoría de la sociedad en torno a políticas concretas en materia económica, de empleo, protección social y defensa de los derechos y libertades democráticos.

Ningún apoyo para investir a Rajoy

https://docs.google.com/forms/d/1gYEP5IKQulOw7zfzhupUQKZeAWr4a3moX-MyWVyWe8g/viewform?c=0&w=1&fbzx=-2587168627155634000

A LOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS DEL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE
Los abajo firmantes, militantes del Partido Socialista de las diversas federaciones, nos dirigimos a vosotros para deciros: No favorezcáis ni permitáis de ningún modo un gobierno del PP. El Partido Socialista Obrero Español no tiene ningún motivo para darle a Rajoy lo que las urnas le han negado.

En el Comité Federal de Febrero, en una carta se solicitaba que el PSOE encabezase un gobierno de izquierdas. A falta de ello, estamos en una situación peor. El Partido debe de deshacerse de todas las presiones que pretenden convertirle en un peón de los enemigos de los derechos sociales y laborales y de las libertades públicas.

Debemos aprender de lo sucedido. La estrategia de mano tendida a la derecha (acuerdo con C’s) y a la vez caer en el estéril enfrentamiento entre las izquierdas (que otros provocan todos los días) por el segundo puesto nos ha impedido recuperar la confianza y la credibilidad entre nuestro electorado. Las consecuencias electorales han sido evidentes: miles de votos perdidos y contribuir a una abstención de más de 1,5 millones en relación con el 20D. En Andalucía, donde más se ha defendido el acercamiento al PP es donde hemos sufrido la derrota más amarga.

Como defendió IS PSOE en el Comité Federal en febrero y en la carta a nuestro Secretario General entregada en el mismo Comité, ningún acuerdo con la derecha es positivo para erradicar las políticas antisociales y contrarias a las libertades públicas desarrolladas por el PP, ni para la mayoría social ni para nuestro Partido. Durante la campaña se vislumbraba más intensidad en las críticas a Podemos que al PP, que ha estado masacrando a los trabajadores y la ciudadanía en general, durante los últimos 5 años. Ha habido desde nuestras filas, demasiadas voces criticando a nuestro candidato y haciendo coro con el PP contra UP.

El PP, la Unión Europa y los banqueros nos reclaman un nuevo sacrificio por la gobernabilidad y llaman gobernabilidad a un nuevo gobierno del PP para seguir masacrando a los trabajadores, recortando derechos, para acabar con el sistema de pensiones, para seguir encizañando las relaciones entre los pueblos y para seguir trasladando a los poderes financieros, el dinero de nuestras cotizaciones e impuestos.

¡No aceptéis! Favorecer un gobierno del PP no favorecería en nada a la mayoría trabajadora, traicionaría a los millones que nos han votado y renunciaría a ser alternativa de Gobierno. Dinamitaría el partido y llevaría a la desafección política a nuestra base social.

La gobernabilidad socialista pasa por recuperar los derechos sociales y las libertades públicas, y como ha dicho el Consejo Confederal de la UGT emprender un plan de choque por el empleo y la recuperación de derechos laborales.

Por todo ello, Pedimos al Comité Federal del PSOE

1.- Que ratifique la decisión de no apoyar ni abstenerse ni facilitar un gobierno del PP.
2.- Favorecer la unidad de las organizaciones de izquierda con los acuerdos parlamentarios posibles y con las organizaciones sindicales y otros colectivos para impedir la continuidad del gobierno de Rajoy y promover políticas como:

• Plan de empleo y recuperación de sanidad, enseñanza, justicia y otros servicios públicos.
• Derogación de las reformas laborales, del art 315.3 del Código Penal.
• Restablecimiento de las libertades
• Derogación de la LOMCE y el 3+2
• Aprobación de leyes que garanticen la Igualdad efectiva entre hombres y mujeres tanto en el plano social como laboral. Combatir el terrorismo machista con una Ley integral que acabe con esta lacra social
• Reforma local que ponga las bases de la autonomía municipal
• Reformas constitucionales, en base a propuestas que promuevan la laicidad, fortalezcan la cohesión social y territorial y que reconozcan en un marco federal las diferentes identidades de los pueblos del Estado español, incluyendo el derecho a decidir.
• Derogación de la reforma del art 135 CE

 

L’expansió socialista per Catalunya

L’univers que observem es troba en expansió, un fenomen que pot donar la idea il·lusòria de creixement. Però només és això, una idea il·lusòria. La realitat és que, com tots sabem, la matèria ni es crea ni es destrueix, només es transforma. Per tant, l’únic que creix en realitat són les distàncies entre les galàxies, els espais buits, el no-res. A la llarga, una forma com qualsevol altre de morir, dissolt com un terròs de sucre enmig de l’oceà.mapa cata

També diuen que la ment, sobretot en alguns artistes, s’expandeix amb l’ajut de certes substàncies psicotròpiques. L’expressió és correcta, ja que, pel fet de consumir-les, ni adquireixen més coneixements per un fenomen de ciència infusa, ni es multipliquen les seves neurones. Només s’expandeix, és a dir, que la seva ment divaga una mica més i els dóna la falsa sensació que abasten més amb el pensament. De fet, sembla que com més temps es passen divagant, més neurones en resulten afectades, moren i el cervell degenera, i si no es posa fi, potser arriba un moment en què ja és massa tard per tornar a la realitat.

De la mateixa manera, segons sembla, el PSC s’expandeix. De la darrera gran patacada electoral, vam passar ràpidament, mitjançant el pacte, a tenir les alcaldies de Lleida i Tarragona. A Lleida, Àngel Ros va revalidar amb el suport de Ciutadans, i Josep Fèlix Ballesteros governa a Tarragona al costat del PP i Unió. A Girona ara han pactat amb Convergència i estan a punt de repetir l’operació a Barcelona amb Barcelona en Comú i, de forma directa o indirecta, amb Esquerra. – Som els únics que podem pactar amb tots -va assenyalar amb orgull un portaveu socialista. Però la veritat és que, com hem vist, un moviment d’expansió no és precisament un moviment de creixement. A vegades fins i tot produeix l’efecte contrari, com és el nostre cas.

Com deia algú que ara no ve a compte, guanyar no és el mateix que convèncer. El PSC pot haver guanyat, aquí o allà, un tros d’ajuntament, una parcel·la de poder local, i pot guanyar encara més, però això no vol dir que hagi estat gaire convincent. Si analitzem les causes d’aquest descrèdit, veurem que estan directament lligades amb el fet que no hem estat capaços de marcar diferències per l’esquerra, l’espai natural del PSC.  Ara, quin és el missatge que estem donant des del PSC al nostre electorat? Doncs que més que un partit de govern, som un partit per governar, a on sigui i amb qui sigui. Penseu a qui voleu votar, si a esquerres o dretes, i si sobren places per repartir,  ja farem nosaltres de comodí. Com si camuflar-nos amb l’entorn com un camaleó i desdibuixar-nos a la recerca de la inexistent centralitat fos la solució.  Les excuses sempre són les mateixes, que si només per posar un peu aquí o allà,  podem millorar més coses… Que si en l’àmbit municipal, les coses són diferents i el que conten són les persones… Que si hem de ser pràctics o pragmàtics o realistes o tot a la vegada… Com si sacrificar una cadira en un ajuntament per arreglar el partit en un país, amb la intenció de poder millorar de debò aquest mateix país, no tingués res a veure amb el pragmatisme.

I precisament ara, que la CUP va votar a favor d’investir a un president de Convergència, un representant de la burgesia catalana, i ens podríem afartar de repartir mastegots! Però no, així anem des de fa massa temps, expandint-nos, d’ajuntament en ajuntament, a vegades a costa de pactar amb qui sigui, de municipi en municipi, col·locant banderetes vermelles al costat de banderetes blaves, ja siguin les de la senyera (Unió), estelada (DiL) o “rojigualdes” (PP), o de color taronja (C,s)  en un mapa que ara mostren orgullosos a la militància, un ajuntament aquí amb convergents, ara un altre allà amb “peperos”…  però demà, en plena campanya electoral, serà l’oposició d’esquerres qui mostrarà aquell mateix mapa, amb les mateixes banderetes, per explicar a la nostra militància, a la seva i a tot l’electorat d’esquerres en general,  que som els mateixos que aquells amb qui governem, amb convergents aquí, amb “peperos” allà… I jugarem al “i tu més” com quan cometíem faltes jugant a futbol al pati de l’escola.

Tenim l’anàlisi, ben assumit, del fet que hem perdut el carrer. I a vegades, en nom del pragmatisme, en comptes de mirar de recuperar-ho, insistim a cometre els mateixos errors.  I així anem, en una tàctica que es podria resumir com la de la victòria en victòria fins a la derrota final.  Perquè créixer, el que es diu créixer, no creixem, i la nostra matèria, que ni es crea ni es destrueix, es transforma en el vot a altres formacions, en l’abstenció, en el descrèdit… i així podem continuar la nostra expansió, fins a diluir-nos com un terròs de sucre enmig de l’oceà.

Joan López

Karl Marx In Memoriam. Por Friedrich Engels

CONSECUENCIAS (II)

Joan JulibertPor Joan Julibert*.

Estoy en una ciudad alemana, de las más grandes, hay diferentes campos de refugiados, me dirijo a uno que hay al norte de la ciudad. Cuentan los que viven ahí que las cosas han mejorado, que antes sólo había 10 baños para mil personas y el agua caliente sólo alcanzaba para las primeras 5 duchas, luego agua fría con temperaturas que aquí se llegan a los -10 grados, pero de media unos 0 en este invierno que les da la sensación que nunca se acaba, entonces enfermaban e iban al médico, siendo apenas una visita protocolaria y donde la receta era agua y té.

Ahora ha cambiado todo un poco, ya no viven todos juntos, aunque quedan muchos, les dan “containers”, habitáculos de metal que al menos les da derecho a intimidad, y se sienten más que están en casa. Parece que los baños han aumentado en número, no mucho más pero están contentos y el seguro médico les comienza a llegar, también parece que la receta del té y agua comienza a ir acompañada de antibióticos. Pero algunos problemas persisten, los kurdos son discriminados en su idioma, los afganos se les considera que no tienen derecho a recibir clases de alemán porque vienen de un país seguro y la comida, sobre todo la cena, es siempre la misma desde el primer día que llegaron, ensalada con queso. Cada noche lo mismo.

Es cierto que el gobierno alemán les da un ingreso de unos 130€ por persona y que ellos tienen sus contradicciones, están en Europa y quieren consumir como europeos y eso les lleva a un consumismo tan tonto como el que nosotros tenemos. Eso sí, parece que la economía alemana crece…El mercado encantado, el dinero circula, todo funciona, gran negocio este de los refugiados. La ayuda es un beneficio para un sistema que empezaba a envejecer. También la solidaridad entre ellos no es la esperada, hay rencillas por cuestiones de nacionalidad o religión, pero están todos juntos… Veremos que les depara el futuro.

De momento son la futura mano de obra de Europa, y no los queremos, sin embargo, Alemania no es tonta: todo esto es una inversión. Los mercados sonríen. Que vengan muchos, luego ya haremos una criba.

*Joan Julibert es miembro de Esquerra Socialista y actualmente trabaja en Alemania atendiendo refugiados

Intervención de Alberto Domínguez en el Consell Nacional del PSC el 6 de Marzo de 2016.

consell nacional 6marzo2016Buenos días, compañeros y compañeras:

El resultado de la consulta del pasado sábado es inapelable: la mayoría de la militancia, al menos la que acudió a votar a la consulta, es favorable al pacto con Cs. Sin embargo no podemos perder de vista que sólo el 31% del censo acudió a la cita, probablemente debido a la desmoralización y a la falta de ilusión que generan acuerdos como el firmado. Entendemos que la lógica carencia de tiempo material han impedido un adecuado debate que nos permitiera debatir y reflexionar, pero no compartimos que sólo se hayan celebrado actos en favor del “Si”, apelando a la responsabilidad y nuestra condición de partido de gobierno. Reconozco que fui uno de los irresponsables que votó negativamente.

No puede ilusionar paralizar la LOMCE en lugar de derogarla como se recogía en el programa, porque  mientras tanto esta ley se sigue aplicando en los centros educativos. No puede ilusionar suscribir que se incrementará el SMI un 1%, ni que en lugar de derogar la reforma laboral sólo se introduzcan modificaciones, como bien dice un colectivo tan poco sospechoso de ser marxista como “Economistas frente a la crisis”. En relación al nuevo modelo de contratación y a las indemnizaciones por despido, tanto si se trató de un error como si no lo fue, nos parece muy grave. No puede ilusionar pactar con una fuerza política contraria al reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado y llevar a cabo una auténtica reforma federal, sino que por el contrario propone un maquillaje que no resuelve, ni  mucho menos, la organización territorial. Recordemos los resultados del 20D, que fueron a nuestro entender suficientemente claros.

¿Pero qué podíamos esperar de un acuerdo con la derecha, mal llamada centro-derecha? ¿Cómo podemos ubicar en la misma frase “gobierno de cambio” y “Ciudadanos”?. ¿Cómo puede denominarse gobierno de cambio a no poner solución a la raíz de los problemas que nos afectan?. Un acuerdo con la derecha es la garantía de que nada cambie, si nos ponemos gatopardianos. Es por esa razón que siempre hemos reclamado acuerdos por la izquierda, incluso con aquellos como Podemos que quieren destruirnos con ataques furibundos y rastreros, y que desearían no llegar finalmente a ese acuerdo pensando sólo en su interés electoral. Nosotros y nosotras, en cambio deberíamos poner por encima de todo los intereses de la clase trabajadora y alcanzar ese acuerdo con fuerzas de izquierda. Por supuesto que los acuerdos con estos partidos tienen difícil sumar, pero más difícil aún es sumar por la derecha a no ser que contemplemos la Gran Coalición con el PP o una MegaCoalición si sumamos Cs, y a los resultados de la investidura nos remitimos. Sin embargo, tratar de materializar ese acuerdo de izquierdas nos hubiera ayudado a mostrarnos coherentes, por tanto a ganar credibilidad, y en última instancia a ser capaces de ilusionar. No podemos, en resumen, ilusionar a la militancia del PSC, y mucho menos al electorado, si no nos mostramos coherentes. El pacto es una herramienta para alcanzar nuestros objetivos, no es un fin en sí mismo.

No es en realidad nuestra intención abrir un debate ahora sobre un acuerdo, ya firmado y fracasado, sino resaltar la posición en la que el PSC se encuentra tras él, y no es otra que quedar seriamente maniatados a la hora de diferenciar y hacer valer nuestro discurso en Catalunya, vinculados al bloque nacionalista (esta vez no al soberanista, sino al españolista y centralista) y defensor a ultranza del sistema económico que precisamente nos vulnera y degrada. Afrontemos nuestras contradicciones: estamos dando alas al nacionalismo español y al capitalismo más furibundo. Reclamamos, como siempre, un giro a la izquierda de nuestro partido, algo que ya no puede demorarse más en vista de los sucesivos resultados electorales. Apelamos a la reflexión y al debate, a la actualización de nuestro discurso y nuestra acción política en base a nuestros valores socialistas: defensa de los intereses de la clase trabajadora, internacionalismo, republicanismo, federalismo, laicismo. Lo que algunos tachan de irresponsabilidad para nosotros y nosotras es una cuestión de coherencia, credibilidad e ilusión.

Ante la propuesta de celebrar el congreso en Octubre, somos de la opinión que los congresos pueden adelantarse pero no retrasarse. El partido es de la militancia y es ella quien debe definir el camino que quiere seguir, sobre todo teniendo en cuenta la delicada situación en la que nos encontramos, los continuos fracasos electorales, la falta de motivación, de ilusión. No pretendemos adelantar el congreso, pretendemos que no se retrase más. Y no queremos que se celebre para luego contemplar los toros desde la barrera, contad con ESC para generar debate, presentar enmiendas, pero este partido debe moverse, definir hacia donde quiere ir en esta etapa política, y lo necesita con urgencia. No puede demorarse más. La situación política catalana y española requiere que estemos preparados, no en una situación de incertidumbre e indefinición. Si ocurre algo inesperado en Catalunya ¿vamos a volver a aplazar el congreso?.

El partido hoy tiene un rumbo errático, contradictorio, menguado en militancia y en capacidad de ilusionar y convencer. Por otro lado hace tiempo que se cumplieron los plazos estatutarios para la convocatoria del congreso. Entendemos, por tanto, que no puede aplazarse más.

Salud, Socialismo y República.

Alberto Domínguez es Coordinador de ESC-PSC y miembro del Comité Federal del PSOE.

LA EUTANASIA DEL PSC

foto1Eutanasia: “Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él.” (RAE).

Hay que tener mucho valor para suicidarse, no puede hacerlo cualquiera. ¿Alguna vez se han imaginado apuntándose a la sien con un arma o acercándose un vaso de lejía a los labios?. Yo, personalmente, me echo a temblar, siento un gran desasosiego y llego a la conclusión de que soy un cobarde. Quizá sea porque no padezco, por fortuna, ninguna dolorosa enfermedad terminal ni incapacitante que me haga desear la muerte. Por esa misma razón, porque no deseo que me ayuden a quitarme la vida, siento un gran desasosiego ante el suicidio asistido del PSC al que estamos siendo sometidos.

Capturado en Catalunya entre dos frentes nacionalistas, soberanista uno, recentralizador el otro, era previsible que los socialistas del PSC, que reconocemos que Catalunya es una nación pero no defendemos el nacionalismo, tuviéramos difícil divulgar nuestro discurso federalista. Para los que estamos convencidos desde siempre de que el federalismo es consecuencia natural del internacionalismo socialista (Izquierda Socialista lo defiende junto con el republicanismo desde 1981, no desde que comenzó el reciente auge independentista) no sería nada nuevo asistir a la indiferencia o el desprecio de estas propuestas federalizantes, pero estábamos dispuestos a persistir en el empeño.

Si bien el programa del PSOE a las elecciones generales no brillaba por el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado ni por su precisión a la hora de definir la reforma federal de la Constitución, si acudimos al programa de Ciudadanos respecto a la reforma territorial conoceremos el margen de maniobra que tendremos los socialistas para llevar a cabo la reforma federal, sin mencionar las medidas en materia de economía o derechos sociales, en virtud del acuerdo firmado con la formación naranja. Al parecer, ésta se limitará, bajo la estricta vigilancia de Albert Rivera, a una reforma del Senado y a un enumeración nominal de cada una de las Comunidades y Ciudades Autónomas, clarificando las competencias asumidas a lo largo de los últimos treinta y cinco años. De la plurinacionalidad del Estado español, de los estados federados compartiendo objetivos comunes, ni rastro. Sabemos que Cs no pretende federar Autonomías, y que comparte el nacionalismo centralizador del PP. ¿A qué reforma federal puede conducirnos estos planteamientos? Sin mencionar, por otro lado, la cuestión del referéndum, expresamente prohibido por el acuerdo y por la resolución del Comité Federal del PSOE del 28 de Diciembre del pasado año.

Este acuerdo ata cualquier posibilidad de diferenciación de nuestro discurso en el Parlament, en el que Cs ya es primera fuerza de la oposición y en la que nosotras y nosotros, los socialistas, hemos ido perdiendo fuerza progresivamente desde la renuncia al derecho a decidir, a un referéndum donde el pueblo catalán pueda opinar y decidir su futuro, y en el que las socialistas y los socialistas podamos defender nuestras propuestas federales. Este acuerdo, en resumen, nos impide plantear una alternativa a Cs en Catalunya, entregándoles “de facto” (parece que últimamente se derogan las leyes de esta forma) el papel de única opción alternativa posible al independentismo.

En este juego de ajedrez nos han sacrificado al PSC como un peón que ya ha cumplido su función, que ya no sirve de mucho y que por tanto lo mejor es ayudarle a morir para fortalecer otras posiciones centralistas, que no centrales, del tablero. ¿Podemos afirmar que el PSC se está abandonando, aceptando que el PSOE decida sobre su destino, sea cual sea éste?. La bajísima participación, 31%, de la militancia socialista catalana en la consulta del pasado sábado, que en realidad sólo podía versar sobre el acuerdo con Cs, da a entender que así es. En el PSC no podemos suicidarnos, pero estamos aceptando la inestimable ayuda eutanásica de Cs.

Alberto Domínguez es Coordinador de ESC-PSC y miembro del Comité Federal del PSOE.
%d bloggers like this: