ANÁLISIS DE ESC-PSC TRAS LAS ELECCIONES DEL 24-M

Las elecciones municipales del 24 de Mayo han supuesto la pérdida de cerca de 200.000 votos, traducida en aproximadamente 800 concejales, lo que supone una tendencia negativa del PSC en los municipios de Catalunya. El hecho de que CiU, el principal partido de la derecha en Catalunya, se mantenga como primera fuerza política municipal en votos y concejales nos obliga a valorar negativamente el resultado general para las fuerzas de izquierda. El mantenimiento del PSC como segunda fuerza, dada la tendencia negativa que se desprende de la pérdida de casi 3.000 votantes respecto a las elecciones europeas, y de casi 200.000 respecto a las elecciones municipales de 2011, no puede en ningún caso considerarse satisfactorio.

A pesar del incremento del voto a formaciones de izquierda, nuestro partido no es percibido como una alternativa transformadora, sino como colaborador en algunas políticas institucionales que no han respondido a las necesidades de la población trabajadora. El vacio político que el PSC ha dejado renunciando a representar los intereses de la mayoría social ha hecho que, la confianza de los votantes en las izquierdas haya recaído mayoritariamente en nuevas formaciones que han encarnado mejor la necesaria transformación que nuestra sociedad demanda. A pesar del incremento general de la participación (+3,5%), que valoramos muy positivamente, y que tradicionalmente favorece a la izquierda, no hemos sido capaces de capitalizar esta muestra de compromiso ciudadano para frenar a la política de derecha que representa CiU.

Nuestro partido está viendo erosionada su fortaleza en el área metropolitana a pesar de mantenerse como fuerza más votada en la mayoría de estas localidades, desplomándose en la propia ciudad de Barcelona. En las ciudades de Tarragona y Lleida, pese a la pérdida de apoyo, nuestro partido se mantiene como la fuerza más votada aun habiendo perdido también apoyo ciudadano. En prácticamente el resto de Catalunya el PSC no ha sido en ningún caso la fuerza más votada.

Las fuerzas políticas que defienden el proceso soberanista han alcanzado un elevado apoyo popular, ya que además de la victoria de la derecha en tercer lugar, y a tan sólo 20.000 votos de diferencia del PSC, se encuentra ERC, que aumenta en aproximadamente 1.000 regidores su representación. La reforma federal que propone el PSC, y que ESC defiende desde su conformación en 1981, no alcanzará el apoyo social necesario al no haber sido producto de la expresión popular libre y democrática en una consulta al conjunto de la nación catalana.

Reclamamos para nuestro partido la asunción de las demandas reales de la clase trabajadora, colaborando con los movimientos sociales y con los sindicatos, en especial con UGT con la que nos une una larga historia de fraternidad en la lucha y en los principios socialistas, y con otras formaciones de izquierda para impedir que cualquier fuerza de la derecha gobierne y que se sigan aplicando políticas de recortes sociales. Que estén en disposición de gobernar en la puesta en práctica de políticas transformadoras en todas las localidades donde sea posible.

Mención especial merece la situación en la ciudad de Barcelona, donde el PSC ha recogido el peor resultado de su historia, en favor de la plataforma Barcelona en Comú. Es una demostración de que las reivindicaciones ciudadanas no son populistas ni irrealizables, sino ilusionantes y necesarias. La demonización y descalificación de las fuerzas políticas emergentes no sólo era reprobable, sino que también ha resultado ser infructuosa. Las nuevas formaciones de izquierda capitalizan el descontento social y la desesperación a la que nos ha conducido la derecha, tanto catalana como española. La mayoria no han considerado la inexperiencia de gobierno como una desventaja, más bien todo lo contrario, sino como un síntoma de limpieza y honestidad frente a la corrupción acumulada por los partidos tradicionales y han preferido el referente de la lucha por las reivindicaciones al respeto a una legalidad que los perjudica y oprime.

No consideramos, por otro lado, que el llamado proceso soberanista se haya visto frenado por el resultado en Barcelona. La pérdida del control de este proceso por parte de CiU puede modificarlo, pero el resultado electoral evidencia que existe población no votante de CiU o ERC que ve el derecho a decidir como un derecho democrático que está unido al resto de las reivindicaciones sociales y elige otras formaciones no institucionalizadas para expresar este apoyo. Sólo la falta de acuerdo entre esas fuerzas detendrá o modificará el calendario propuesto por el bloque soberanista. Desde ESC-PSC mantenemos nuestro compromiso de rechazo a cualquier pacto con las derechas y pedimos a nuestra dirección una política de mano tendida hacia la izquierda para que se atiendan las reivindicaciones sociales que han venido expresando con sus luchas, la juventud y la clase trabajadora, sobre todo para llevar a cabo una lucha implacable contra la corrupción y abrir el camino para la transformación socialista de la sociedad.

El éxito de otras formaciones de izquierda en estas elecciones municipales puede servir como trampolín para las próximas elecciones autonómicas que el presidente Mas afirma mantener para el 27 de Septiembre, corriendo el peligro de que el PSC vea aún más desgastado su apoyo electoral si no se produce un giro hacia la izquierda y la radicalidad democrática en nuestras propuestas. La solvencia o profesionalidad en la gestión de las instituciones no es ya un valor apreciado por el electorado, que prefiere confiar en propuestas ambiciosas desde la izquierda, en la renovación de las personas y en la regeneración democrática. Desde ESC proponemos y apoyamos este cambio para que el PSC vuelva a ser un partido representativo de la clase trabajadora catalana, y desde la defensa de los derechos sociales y de la nación catalana, defender la unidad con los trabajadores y los pueblos del estado español, para juntos derrotar al gobierno del PP y traer un tiempo nuevo para la mayoría social, en definitiva un gobierno que garantice los servicios públicos, derogue el Articulo 135, anule los juicios a los 300 sindicalistas imputados, cambie el 315.3 del código penal, anule todas las reformas laborales que han perjudicado a los trabajadores y abra un periodo constituyente que abra la vía a una Republica federal.

Posted on Mai 29, 2015, in Uncategorized. Bookmark the permalink. Deixa un comentari.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: