SOBRE LA CONVOCATORIA DE ELECCIONES EL 27S

La derecha nacionalista catalana encabezada por Artur Mas ha convocado elecciones para el 27 de Septiembre, y reclama un apoyo claro a la lista en la que participa. Tres convocatorias electorales en cinco años demuestran el fracaso de la política del Presidente Mas, cinco años en los que CiU, ahora rota debido a sus discrepancias internas,  y a pesar de sus críticas al Partido Popular catalán, no ha dudado en apoyar las políticas de recortes sociales de Mariano Rajoy como la reforma laboral. Por otro lado ERC ha abandonado su papel de principal partido de la oposición para asociarse a CiU en este proceso, el de los recortes, de desmantelamiento de nuestros derechos sociales.

El bloque independentista, que han conformado CDC y ERC, afirma que si la nación catalana logra constituirse en estado independiente se resolverán todos los problemas sociales y económicos que sufrimos. Desde ESC, por el contrario, afirmamos que esta propuesta independentista  no implica beneficios a las familias trabajadoras de Catalunya. Es más, podría  dar continuidad a las relaciones de inequidad social y laboral existentes, como ya sucede  dentro del estado español, cambiando únicamente la bandera bajo la cual se establecen estas relaciones de injusticia y desigualdad. Lamentamos así mismo el papel que ERC, una organización política que se define como de izquierdas, haya dejado de un lado todo principio social, ético y moral y se haya alineado con la derecha nacionalista catalana, desacreditada a causa de la corrupción política y privada.

Es innegable que desde hace tiempo una parte importante del pueblo catalán ha estado expresando su voluntad de ejercer el derecho a decidir su futuro político como nación. El Gobierno de Mariano Rajoy no sólo ha negado este derecho, sino que lo alimenta mediante provocaciones y desprecios políticos buscando el enfrentamiento entre los pueblos y naciones de España con el fin de obtener réditos electorales.

La militancia del PSC adherida a ESC se reafirma en su defensa del derecho de autodeterminación de todas las naciones, reconociendo que el pueblo catalán es libre para ejercer el derecho a decidir su futuro político, pero no puede compartir un proceso independentista liderado por la derecha nacionalista catalana que no tiene por objetivo resolver los conflictos sociales existentes en Catalunya, la cual ha utilizado todo este proceso para mantener su preponderancia en la escena catalana.

Las y los adheridos a ESC consideramos que el actual marco constitucional no permite resolver la situación política existente, por lo que reclamamos con urgencia la reforma de la Constitución Española en sentido federal, republicano y laico, estableciendo nuevas relaciones de cooperación, respeto mutuo e igualdad dentro de una España plurinacional. Emplazamos a las ejecutivas federal del PSOE y nacional del PSC a profundizar en esta propuesta y rechazar medidas someras, poco eficientes y ambiguas que otras organizaciones políticas pudieran proponer para evitar que esta reforma se lleve a cabo, desde el convencimiento de que las y los trabajadores de todo el Estado tienen la responsabilidad de liderar una nueva etapa política.

La Comisión Permanente de ESC

ESC elige nueva Comisión Permanente y Coordinador

ESC celebró el pasado 25 de Julio en el Centre Cultural de Sant Cugat del Vallès una Asamblea Extraordinaria en la que fue elegida una nueva Comisión Permanente y un nuevo Coordinador.

Durante la Asamblea se reconoció el trabajo realizado por la Permanente saliente, en especial del hasta ahora Coordinador, Pau Sanromán.

Pau Sanromán

Pau Sanromán

Sanromán se hizo cargo de la coordinación en 2011, tras un largo período de inactividad de la corriente, comenzando un proceso de posicionamiento político, crecimiento y coordinación con el resto de territorios que componen Izquierda Socialista Federal. Durante su dirección, integradora y abierta, ESC ha sido percibida como un corriente propositiva, leal al PSC sin perder su independencia y capacidad crítica. La candidatura a la Secretaría General que IS propuso, encabezada por José Antonio Pérez Tapias, es un buen ejemplo del resultado del trabajo de Pau, consiguiendo un gran número de adhesiones y de complicidades con la militancia del partido. Acostumbrado a predicar con el ejemplo, Pau mostrado siempre una ética y una labor militante que son señas de identidad de una forma de hacer política comprometida con el partido y con los movimientos sociales. Desde ESC no podemos más que agradecer su trabajo y dedicación. Pau continuará representando a ESC en la Comisión Ejecutiva Nacional del PSC y trabajando en el seno de la corriente.

La nueva Comisión Permanente está compuesta por:

Núria Pujol (Lleida)

José Antonio Iniesta (Sant Boi de Llobregat)

Joan Julibert (Barcelona)

Baltasar Santos (El Vendrell)

Joan López (Sant Cugat del Vallès)

Vicenç San Francisco (Sant Cugat del Vallès)

Alberto Domínguez (Barcelona). Coordinador y Portavoz.

Intervención de Alberto Domínguez en el Consell Nacional del PSC (25-7-2015)

Foto: José Luque.

Foto: José Luque.

Buenos días, compañeras y compañeros:

Desde ESC opinamos que este programa electoral tiene muy buenas intenciones, reconocemos el trabajo y el esfuerzo realizados y agrademos que se hayan tenido en consideración algunas de las propuestas presentadas por ESC. Sin embargo también creemos que se podía haber profundizado en un par de cuestiones.

En ESC tenemos la convicción de que es necesaria una banca pública fuerte y ambiciosa que genere el crecimiento que la banca privada, especulativa y antisocial, se niega a encabezar. La banca privada toma sus decisiones en función del riesgo de su inversión, no de criterios sociales. No se puede confiar en ella par corresponsabilizarse del progreso social. Si bien se menciona la reforma del Institut Català de Finances, se hace levemente y estamos convencidos de que puede y debe tener un papel mucho más protagonista.

Entendemos que este programa pretende paliar, de forma importante y positiva, las desigualdades producidas por el actual sistema económico y de relaciones laborales, pero de lo que se trata es de evitar que estas desigualdades se generen. Asumamos y afrontemos que en ocasiones no es posible el diálogo social entre patronal, entidades financieras y trabajadores. Asumamos que los intereses del capital y del trabajo se contraponen por naturaleza y son irreconciliables. Estamos empleando, sobre todo a nivel municipal, una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en corregir las desigualdades a causa de fiar el crecimiento económico al capitalismo, cuando lo que debemos es evitar la desigualdad desde su origen. Debemos otorgarnos el poder económico a nosotras y nosotros, a la clase trabajadora.

Por último, consideramos un error ideológico y estratégico renunciar a la propuesta de 2012 de consultar a la ciudadanía catalana sobre el modelo territorial. Desde ESC mantenemos nuestra defensa del derecho de autodeterminación así como nuestra total oposición al separatismo. La reforma federal que recoge este programa, y que IS defiende con pleno convencimiento desde 1981,  debe remarcar además su carácter republicano y laico. El referéndum que se propone requiere además de un gran esfuerzo de información y explicación sobre nuestra propuesta federalista, tanto en el seno del PSC y de Catalunya como en el PSOE y en el resto de España. No basta con acudir a las urnas, hay que hacerlo con el máximo nivel de conocimiento e información. Para ello es necesaria la total implicación del PSOE, y desde ESC e IS-Federal no estamos en absoluto convencidos de que la actual Ejecutiva Federal esté dispuesta a reconocer expresamente la plurinacionalidad de España como sí hace IS a través de la candidatura de Pérez Tapias, quien podía haber sido el mejor aliado del PSC en esta cuestión.

Muchas gracias.

Salud, Socialismo y República.

A FAVOR DEL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN. EN CONTRA DE LA INDEPENDENCIA DE CATALUNYA Por Alberto Domínguez

senyeraLa renuncia del PSC a presentar el derecho de autodeterminación en su programa a las previsibles elecciones del 27 de septiembre no puede interpretarse como un signo positivo del socialismo catalán y mucho menos del socialismo español. Tanto desde el PSOE como desde el PSC se argumenta que el federalismo, que Izquierda Socialista ha defendido desde su creación a pesar de ser reciente su adopción por ambas organizaciones en su discurso oficial, sólo puede alcanzarse en España mediante una reforma de la actual Constitución, la cual se pretende someter a referéndum en todo el Estado. Asumiendo que es necesario un acuerdo previo con el Partido Popular con el fin de hacer realizable esta reforma, esta posibilidad ofrece de antemano serias dudas de ser factible.

Por el contrario, desde IS sostenemos que la reforma del Estado hacia una República Federal Española, y de carácter laico, hubiera resultado enormemente fortalecida si hubiera sido sometida a consulta en Catalunya en 2014. Como expresión libre y democrática debería ser haber contado con el apoyo del PSC y del PSOE, y hubiera existido la posibilidad de que la mayoría de la sociedad catalana manifestase su preferencia por la unión federal con el resto de naciones y regiones que conforman España antes que la separación unilateral, prevaleciendo así la propuesta de PSC frente a los bloques independentista y reaccionario en los que se sitúan los diversos partidos del arco parlamentario catalán, tanto de izquierda como de derecha, incluso aquellos que dada su juventud aún no se encuentran representados parlamentariamente y mantienen un discurso ambiguo sobre esta cuestión tan crucial para nuestro futuro. Independientemente del resultado, el socialismo tenía la obligación de alinearse siempre con la expresión libre y democrática de la ciudadanía catalana.

Por otro lado, la reforma territorial que el socialismo catalán persiga para la clase trabajadora catalana debe indefectiblemente definirse en clave republicana. Mantener una jefatura del Estado en manos de la monarquía perpetúa la inequidad y la injusticia en nuestra sociedad. El socialismo, defensor de la libertad y de la igualdad, no puede ser punto de apoyo de una institución que por naturaleza es el emblema de lo que desde el socialismo debemos combatir. ¿Se pretende llegar a un Estado federal bajo la forma monárquica y previo acuerdo con la derecha nacionalista española?. No sólo esta opción aparece como poco plausible, sino contraria de todo punto a los intereses de clase que debemos defender.

Durante demasiado tiempo el socialismo español ha mostrado connivencia con la monarquía y el sistema capitalista y el nacionalismo centralizador que la sustentan. En la actualidad, cuando el descrédito de esta institución y de capitalismo son tan elevados que el descontento social ha estallado, facilitando el auge de organizaciones políticas de nueva creación, es más necesario que nunca devolver las instituciones a la ciudadanía, alejarlas de la corrupción y el clientelismo. Es por ello que desde IS consideramos como un error atar nuestro proyecto territorial para España a una inalcanzable reforma de una Constitución que requiere del beneplácito tanto de la monarquía como del principal partido de la derecha española.

El socialismo catalán, y por descontado el español, debería estar siempre del lado de la libertad y la democracia, y liderar el deseo de cambio que la nación catalana lleva tiempo manifestando. Al no hacerlo hemos dilapidado tanto la credibilidad de la organización como las opciones de convencer a la mayoría de la sociedad catalana de que la reforma federal y republicana del Estado es el mejor camino para defender los intereses de trabajadores y trabajadoras, siempre en unión con el resto de trabajadores y trabajadoras del resto de España, mediante un Estado Catalán libremente federado con el resto de naciones y regiones en el que pudiéramos poner en práctica un proyecto socialista, anticapitalista, republicano, defensor de la igualdad y la justicia social y enemigo de la pobreza.

carrussel_la_solucio_federal-21.pngEl derecho a decidir o el derecho de autodeterminación de cualquier nación debe contar siempre con el apoyo del socialismo en virtud de la defensa que nuestra ideología debe ejercer de la libertad de los pueblos y naciones de cualquier continente. No puede nunca rehuirse esta cuestión ni nuestro posicionamiento claro y sin ambigüedad, si bien siempre debe enmarcarse esta defensa en el marco de la unión de los y las trabajadoras de todas las naciones de forma que este derecho beneficie siempre, como objetivo primordial e irrenunciable, el interés de la clase trabajadora internacional.

Acudimos por tanto a la cita con las urnas catalanas en Septiembre habiendo equivocado el camino, tanto desde una perspectiva ideológica como programática, a causa de la carencia de la primera y la antigüedad de la segunda.

Alberto Domínguez González
Esquerra Socialista de Catalunya – PSC

Ni “Grexit” ni el Euro. La solución en Grecia se llama socialismo. Por Joan López

GreciaLo que les está ocurriendo a muchos miembros de Syriza es similar a lo que ya les debe estar  sucediendo a los de otras formaciones de izquierdas de nuevo cuño, con un lenguaje y unas propuestas muy “radicales” pero sin un programa socialista acabado. Y es que entre bandazo y bandazo, van aprendiendo lecciones a base de golpes. El problema es que no hay mucho tiempo para aprender.

El pasado 20 de febrero se produjo un importante retroceso para el pueblo griego en su lucha contra la austeridad, a pesar de que Tsipras lo calificó de “una batalla ganada dentro de la guerra”. Con la premisa de  “ganar tiempo”, el gobierno de Syriza se comprometió a pagar puntualmente los compromisos de la deuda, para lo cual traspasó sus propias líneas rojas y aceptó una serie de medidas antisociales. Primera lección a aprender sobre la lucha de clases: ─Si aceptas el capitalismo y sus reglas del juego, al final te ves obligado a doblegarte ante sus exigencias.

Lo vimos en Francia, con un Hollande que en su momento fue aclamado por la socialdemocracia europea como su gran esperanza blanca contra las medidas de austeridad.   De alguna forma, lo hemos visto ya en Grecia y podemos continuar viéndolo. Como decía Pablo Iglesias Posse, o con unos, o con otros, no se puede servir a dos amos al mismo tiempo. No importa lo “radical” que sea el discurso de un partido si  luego se ve  incapacitado para desatarse de las cadenas que le impone sistema.

Así fue cómo Tsipras comenzó a anunciar el retraso de la edad de  jubilación y la subida del IVA, lo cual además generó importantes tensiones internas entre las diferentes corrientes de su partido. Lo segunda lección que muchos están ahora  aprendiendo en el país heleno es la siguiente: ─ La debilidad invita a la agresión. Si alguien creyó ilusamente que practicando sacrificios humanos aplacarían la “ira de los dioses”, se equivocaba. Ahora quieren más sangre.

La  Troika, con tal de desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del segundo rescate, exige ahora  una reducción drástica de las pensiones, un nuevo incremento del IVA, más privatizaciones, reducir los salarios en el sector público, otra reforma laboral y recortar 8.000 millones de euros de los presupuestos.

No obstante, las conclusiones del Comité Internacional de Expertos que lleva a cabo la auditoría del pago de la deuda Griega, fueron tajantes en su primer informe: “Grecia ni puede ni debe pagar su deuda”. En dicho informe, presentado por la presidenta del Parlamento griego, Zoé Konstandopulu, se califica a la deuda de “Ilegal, Ilegítima y odiosa” y aclara que las exigencias del BCE, el FMI y la UE, tienen como objetivo exclusivamente trasladar la deuda privada al sector público. Así pues, incluso en el caso de que se aceptase una reestructuración de la deuda, las consecuencias seguirían siendo, en definitiva, hacer que el pueblo pague por una crisis de la que no es responsable.

Konstandopulu  declaró que  el Parlamento está legitimado para usar todas las herramientas adecuadas para no pagar la deuda, aún más si pone en peligro los derechos de la mayoría de la población, y recordó cómo en 1953, Grecia alivió a Alemania de las exigencias de las reparaciones de guerra, a pesar de que se habían cometido crímenes contra la humanidad.

La respuesta del gobierno Syriza frente a los nuevos ataques de la Troika ha sido convocar un referéndum, para enviar un mensaje “democrático” y “soberano” de la población griega a Europa. No cabe duda que frente a dicho referéndum, todas las fuerzas progresistas de Europa hemos de decantarnos por el NO a las medidas de austeridad.

Sin embargo hay que destacar el hecho de que el pueblo griego ya se ha manifestado claramente, tanto en las urnas como en las calles, en contra de dichas medidas. El programa de Salónica (con el que se movilizó a la población y se ganaron las elecciones) se comprometía a no pagar la deuda ilegítima y a no ceder ante las exigencias del la Troika.

En la lucha de clases, la clave es audacia, audacia y más audacia, y este referéndum hace perder a Syriza un tiempo precioso. La Troika no va cesar en sus intenciones de aplastar los derechos y libertades del pueblo griego, aunque sea para dar un castigo ejemplar al resto de Europa. Ni siquiera por una supuesta deslegitimación de sus intenciones en una clara apuesta por el NO en las urnas, a pesar de que las fuerzas oscuras ya se están movilizando para que, o bien gane el sí, o bien se retire el referéndum a pocos días del mismo para continuar las negociaciones, lo cual es lo más probable, dado que la intención de Tsipras, más que romper con la Unión Europea,  son las de tener más fuerza para las negociaciones.

Incluso la UE se podría permitir el sacar a Grecia del Euro para dar ejemplo al resto de países con su hundimiento. Pueden haber llegado ofertas de Rusia, China, Venezuela… pero la economía griega está fuertemente ligada a la UE y tanto Rusia como China, por ejemplo, tienen intereses puestos en las privatizaciones en Grecia, por lo que impondrían también sus condiciones.

La campaña del miedo se ha intensificado, la amenaza de la salida de la UE va asociada al caos, el temor a un colapso económico como consecuencia está más que justificado, y la necesidad del gobierno de imponer el corralito cerrando los bancos no facilita las cosas. La deplorable actuación de la socialdemocracia Europea, no hace sino que dejar al pueblo griego abandonado a su suerte.

Ante este panorama tan negro, y tal y como nos demuestra la Historia en contadas ocasiones, a Syriza sólo le quedan dos opciones. O rendirse ante la Troika y ceder al miedo y a los chantajes, demostrando así que bajo este sistema no existe salida, o profundizando en su programa socialista para golpear duramente y sin vacilaciones al sistema.

En realidad, el programa de Salónica se basa en la creencia de que la Troika podría hacer concesiones profundas y de gran calado. Se ha demostrado que esto no es así. La siguiente lección a aprender es que: ─Para hacer una revolución, para poner abajo lo que está arriba y arriba lo que está abajo, ni se pide permiso a la clase dominante ni se negocia. Por lo tanto, a Syriza y en unión con otras fuerzas de izquierda, sindicales y movimientos sociales, no le queda otra que movilizar aún más a las masas y organizar a la clase trabajadora para llevar a cabo un programa que lleve a la clase obrera a hacerse con el control directo de los mecanismos de la economía y la política. Un programa que incluya el repudio unilateral de la deuda ilegítima, la renacionalización de todas las empresas públicas privatizadas, que fomente el control obrero en todas las empresas ante el peligro de sabotajes y cierres patronales, así como la creación de comités de lucha en barrios, centros de estudios, sectores industriales, empresas… Es necesario realizar un llamamiento a los trabajadores para que estén dispuestos a ocupar fábricas, hospitales y sectores estratégicos en caso de ser necesario. También es necesario buscar la alianza de los sectores progresistas del ejército y las fuerzas de seguridad ─que en el pasado ya se manifestaron a favor del pueblo en sus luchas─, para que se movilicen y se organicen ante la perspectiva de un golpe de estado. Pero ante todo, hay que ser consciente de que Grecia no conseguirá llegar muy lejos por sí misma. Es necesario llamar a las fuerzas progresistas de toda Europa y del mundo entero para que se movilicen en apoyo al pueblo griego en su lucha, de forma que lo que ocurra en Grecia sea ejemplo a seguir para el resto de trabajadores del mundo. Aún así, la victoria no estaría asegurada, pero se habrá abierto la senda por la que el resto de pueblos de Europa tenemos que seguir

Joan López

Barcelona el  30-06-2015

Propuesta para una candidatura ideologizada a la Permanente de Izquierda Socialista

Captura de pantalla 1Compañeros, compañeras. Ante todo comunicaros que estas propuestas y medidas para Izquierda Socialista, aunque las presente yo*, han sido debatidas en el seno de la corriente Esquerra Socialista de Catalunya, estando en su mayoría de acuerdo con el contenido, así como con otros compañeros de otros territorios. Son acuerdos y medidas destinados a conducir a Izquierda Socialista por la senda de una corriente de opinión ideologizada, alejada de la posibilidad de convertirse en un grupo de presión y de la búsqueda de cargos. Consideramos que nuestra función es ideologizar al partido y a la sociedad.

Así pues, lo primero que necesitamos es definirnos sin ambigüedades. Somos una corriente que se reclama heredera de los principios y valores de nuestro fundador, Pablo Iglesias. Nos definimos como marxistas, por lo tanto anticapitalistas, y nuestro objetivo final, el cual nunca hemos de perder de vista, es la transformación de la sociedad hacia el socialismo.

Como tales, partimos de un análisis concreto y de unas perspectivas. Nuestro análisis es que el reformismo, la socialdemocracia, ha demostrado de forma irrefutable su inviabilidad. Venimos constatando cómo las derrotas de las luchas obreras de finales de los 80 y los 90 en Europa, la desindustrialización, la precarización del empleo, el paro, el actual desmantelamiento del estado del bienestar y los millones de dramas familiares que se desatan a causa de las consecuencias de esta crisis demuestran la triste realidad del reformismo. En la actual crisis cíclica del capitalismo, todos los partidos socialdemócratas se han visto abocados a aplicar medidas antisociales allí donde han gobernado. Se demuestra pues, una y otra vez, que una vez se ha aceptado la lógica del sistema, no hay más remedio que cumplir con sus exigencias.

Nuestras perspectivas, basadas en el hecho que el sistema hace ya tiempo que agotó sus fuerzas productivas, nos dicen que las crisis cíclicas serán cada vez más profundas y menos espaciadas en el tiempo. Es un hecho que los derechos, las libertades y las conquistas de la clase trabajadora que se pierden en épocas de crisis, no se recuperan. Se espera un recrudecimiento de la lucha de clases, y ahí nuestro partido habrá de jugar un papel más o menos determinante. Nuestra lucha es que ese papel sea el de la defensa de los intereses de nuestra clase.

Propuestas para nuestra línea ideológica:

1- IS se consolida como corriente ideológica, lejos de ser un posible grupo de presión. Por lo tanto renegamos de “cuotas de corriente” y frente a procesos de primarias y electorales, nuestra principal misión será aportar ideas, análisis, perspectivas, proyectos… por encima de apoyar a uno u otro candidato, procurando así no caer el mercadeo de favores y compensaciones que a menudo suponen este tipo de apoyos.

2-Defendemos abiertamente nuestra anexión a los principios del socialismo marxista y abogamos por la formación ideológica de las bases del partido, partiendo por nosotros mismos.

3-Defendemos el estado federal, plurinacional, y republicano. Respetamos el derecho a decidir de las nacionalidades históricas. Abogamos por un nuevo proceso constituyente que permita decidir el modelo de estado y buscar soluciones y cauces de entendimiento entre las distintas naciones que componen el estado. Nuevo pacto fiscal para Catalunya similar al de Navarra o Euskadi.

4- Pactos en el PSOE sólo por la izquierda. Pactar con la derecha, aún con la premisa de “introducir un pie en el ayuntamiento” para poder aplicar alguna medida progresista, no suele traer resultados prácticos más allá del de ocupar un sillón, y la larga siempre tiene sus consecuencias en los períodos electorales, a todos los niveles.

5- Nos manifestamos a favor de una banca pública y de la nacionalización (en algunos casos renacionalización) de sectores estratégicos de la economía. Consideramos que no tiene sentido tampoco que bancos rescatados con dinero público sigan estando en manos privadas, así como los latifundios ociosos que sólo están para cobrar subvenciones.

6-Mecanismos de control y depuración de responsabilidades contra la corrupción. Límite de dos mandatos en todos los cargos.

7- En la dirección de la corriente, compañeros que no tengan cargos institucionales por problemas de dedicación y tiempo. Reparto de las tareas.

8- Hacemos nuestra las propuestas emanadas de nuestra candidatura en el proceso de primarias del PSOE del año pasado.

9- Consideramos que El Manifiesto Fundacional del PSOE, redactado por Pablo Iglesias y del cual se expone aquí un extracto, es la base ideológica con la que siempre nos hemos identificado, y nuestra lucha está en conseguir que nuestro partido lo adopte como propio de forma mayoritaria, especialmente donde dice: “Considerando que esta sociedad es injusta porque divide a sus miembros en dos clases desiguales y antagónicas: una, la burguesía, que poseyendo los instrumentos de trabajo, es la clase dominante; otra el proletariado, que no poseyendo más que su fuerza vital, es la clase dominada. Que la sujeción económica del proletariado es la causa primera de su esclavitud en todas sus formas: la miseria social, el envilecimiento intelectual y la dependencia política. Que los privilegios de la burguesía están garantizados por el Poder Político, del cual se vale para dominar al proletariado. Considerando que la necesidad, la razón y la justicia, exigen que la desigualdad y el antagonismo entre una y otra clase desaparezcan reformando o destruyendo el estado social, que tiene sumidos en la más espantosa miseria a los que emplean toda su vida en producir la riqueza que poseen los que muy poco o nada son útiles a la sociedad (…) El Partido Socialista tiene por aspiración: -Primero.- La posesión del poder político por la clase trabajadora. -Segundo.- La transformación de la propiedad privada individual o corporativa de los instrumentos de trabajo (la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, etc.) en propiedad común de la sociedad entera. (…) En suma el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora. Es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores libres e iguales, honrados e inteligentes” Manifiesto fundacional de Partido Socialista Obrero Español (20 de julio de 1879)

10- En Izquierda Socialista, como corriente ideológica que somos, tenemos una deuda pendiente con el compañero José Luis Úriz, militante del PSC, y que como todos sabemos lleva tiempo sufriendo sanciones y ataques burocráticos por parte del aparato PSOE por expresar sus opiniones sobre el proceso de paz en Euskadi. Al contrario de aquellos que en el pasado, y que afortunadamente ya no están aquí, actuaron de forma oportunista y rastrera en el seno de la corriente aprovechando esta circunstancia para apartarlo de ella y amenazar al resto con impugnar asambleas, nosotros, que no somos como ellos, debemos comprometernos para darle nuestro apoyo y resolver favorablemente su injusta expulsión del PSOE y todas las trabas burocráticas que se le impongan, reconociendo además sus aportaciones y su lucha en pos de una eficaz culminación del Proceso de Paz en Euskadi.

*Discurso pronunciado (parcialmente) por Joan López de Esquerra Socialista de Catalunya en la asamblea del 20-06-2015 (Madrid)

ANÁLISIS DE ESC-PSC TRAS LAS ELECCIONES DEL 24-M

Las elecciones municipales del 24 de Mayo han supuesto la pérdida de cerca de 200.000 votos, traducida en aproximadamente 800 concejales, lo que supone una tendencia negativa del PSC en los municipios de Catalunya. El hecho de que CiU, el principal partido de la derecha en Catalunya, se mantenga como primera fuerza política municipal en votos y concejales nos obliga a valorar negativamente el resultado general para las fuerzas de izquierda. El mantenimiento del PSC como segunda fuerza, dada la tendencia negativa que se desprende de la pérdida de casi 3.000 votantes respecto a las elecciones europeas, y de casi 200.000 respecto a las elecciones municipales de 2011, no puede en ningún caso considerarse satisfactorio.

A pesar del incremento del voto a formaciones de izquierda, nuestro partido no es percibido como una alternativa transformadora, sino como colaborador en algunas políticas institucionales que no han respondido a las necesidades de la población trabajadora. El vacio político que el PSC ha dejado renunciando a representar los intereses de la mayoría social ha hecho que, la confianza de los votantes en las izquierdas haya recaído mayoritariamente en nuevas formaciones que han encarnado mejor la necesaria transformación que nuestra sociedad demanda. A pesar del incremento general de la participación (+3,5%), que valoramos muy positivamente, y que tradicionalmente favorece a la izquierda, no hemos sido capaces de capitalizar esta muestra de compromiso ciudadano para frenar a la política de derecha que representa CiU.

Nuestro partido está viendo erosionada su fortaleza en el área metropolitana a pesar de mantenerse como fuerza más votada en la mayoría de estas localidades, desplomándose en la propia ciudad de Barcelona. En las ciudades de Tarragona y Lleida, pese a la pérdida de apoyo, nuestro partido se mantiene como la fuerza más votada aun habiendo perdido también apoyo ciudadano. En prácticamente el resto de Catalunya el PSC no ha sido en ningún caso la fuerza más votada.

Las fuerzas políticas que defienden el proceso soberanista han alcanzado un elevado apoyo popular, ya que además de la victoria de la derecha en tercer lugar, y a tan sólo 20.000 votos de diferencia del PSC, se encuentra ERC, que aumenta en aproximadamente 1.000 regidores su representación. La reforma federal que propone el PSC, y que ESC defiende desde su conformación en 1981, no alcanzará el apoyo social necesario al no haber sido producto de la expresión popular libre y democrática en una consulta al conjunto de la nación catalana.

Reclamamos para nuestro partido la asunción de las demandas reales de la clase trabajadora, colaborando con los movimientos sociales y con los sindicatos, en especial con UGT con la que nos une una larga historia de fraternidad en la lucha y en los principios socialistas, y con otras formaciones de izquierda para impedir que cualquier fuerza de la derecha gobierne y que se sigan aplicando políticas de recortes sociales. Que estén en disposición de gobernar en la puesta en práctica de políticas transformadoras en todas las localidades donde sea posible.

Mención especial merece la situación en la ciudad de Barcelona, donde el PSC ha recogido el peor resultado de su historia, en favor de la plataforma Barcelona en Comú. Es una demostración de que las reivindicaciones ciudadanas no son populistas ni irrealizables, sino ilusionantes y necesarias. La demonización y descalificación de las fuerzas políticas emergentes no sólo era reprobable, sino que también ha resultado ser infructuosa. Las nuevas formaciones de izquierda capitalizan el descontento social y la desesperación a la que nos ha conducido la derecha, tanto catalana como española. La mayoria no han considerado la inexperiencia de gobierno como una desventaja, más bien todo lo contrario, sino como un síntoma de limpieza y honestidad frente a la corrupción acumulada por los partidos tradicionales y han preferido el referente de la lucha por las reivindicaciones al respeto a una legalidad que los perjudica y oprime.

No consideramos, por otro lado, que el llamado proceso soberanista se haya visto frenado por el resultado en Barcelona. La pérdida del control de este proceso por parte de CiU puede modificarlo, pero el resultado electoral evidencia que existe población no votante de CiU o ERC que ve el derecho a decidir como un derecho democrático que está unido al resto de las reivindicaciones sociales y elige otras formaciones no institucionalizadas para expresar este apoyo. Sólo la falta de acuerdo entre esas fuerzas detendrá o modificará el calendario propuesto por el bloque soberanista. Desde ESC-PSC mantenemos nuestro compromiso de rechazo a cualquier pacto con las derechas y pedimos a nuestra dirección una política de mano tendida hacia la izquierda para que se atiendan las reivindicaciones sociales que han venido expresando con sus luchas, la juventud y la clase trabajadora, sobre todo para llevar a cabo una lucha implacable contra la corrupción y abrir el camino para la transformación socialista de la sociedad.

El éxito de otras formaciones de izquierda en estas elecciones municipales puede servir como trampolín para las próximas elecciones autonómicas que el presidente Mas afirma mantener para el 27 de Septiembre, corriendo el peligro de que el PSC vea aún más desgastado su apoyo electoral si no se produce un giro hacia la izquierda y la radicalidad democrática en nuestras propuestas. La solvencia o profesionalidad en la gestión de las instituciones no es ya un valor apreciado por el electorado, que prefiere confiar en propuestas ambiciosas desde la izquierda, en la renovación de las personas y en la regeneración democrática. Desde ESC proponemos y apoyamos este cambio para que el PSC vuelva a ser un partido representativo de la clase trabajadora catalana, y desde la defensa de los derechos sociales y de la nación catalana, defender la unidad con los trabajadores y los pueblos del estado español, para juntos derrotar al gobierno del PP y traer un tiempo nuevo para la mayoría social, en definitiva un gobierno que garantice los servicios públicos, derogue el Articulo 135, anule los juicios a los 300 sindicalistas imputados, cambie el 315.3 del código penal, anule todas las reformas laborales que han perjudicado a los trabajadores y abra un periodo constituyente que abra la vía a una Republica federal.

¿Qué ha sido de Pérez Tapias y los resultados de su campaña en la izquierda del PSOE? – Joan Lopez

Son varios los artículos que publiqué durante las desiguales primarias a Secretario General del PSOE del 2014, en las cuales participé activamente como defensor de los ideales, valores y principios que representan en el seno del PSC la corriente Esquerra Socialista de Catalunya (Izquierda Socialista-PSOE en el estado español). Es por eso que, tras casi un año de aquel intenso trabajo de muchos compañeros y compañeras promocionando la candidatura de Pérez Tapias, considero justo y necesario presentar balance y autocrítica a la vista de los últimos acontecimientos.1404739421250

Aquellas primarias fueron una gran oportunidad para nuestra corriente. Nos puso a prueba. Nuestra apuesta generó ilusión y esperanza entre amplios sectores de la militancia del partido. Por primera vez había un candidato a Secretario General surgido de nuestra corriente con un programa que, bajo el paraguas de la coherencia, espoleaba claramente al partido hacia el necesario giro a la izquierda, apostando firmemente por las personas, por la clase trabajadora, por la juventud, por el federalismo… propuestas que nos han caracterizado como corriente durante toda nuestra historia.

Pocos podíamos imaginar por aquel entonces que algunos de los compañeros más aterrados por el empuje que dicha campaña estaba suponiendo para nuestra corriente y para la construcción de un ala de izquierdas en nuestro partido, se encontraban precisamente en nuestras propias filas, las de IS.

Muchos ya nos habíamos percatado tiempo atrás de que las cosas no marchaban todo lo bien que tenían que ir en IS, pues la corriente, que en teoría llevaba años intentando arrancar, en realidad se encontraba paralizada y no acababa nunca de definirse. No obstante, durante la campaña a la Secretaría General, en muchos compañeros se despertó la esperanza del cambio en la izquierda del partido, creyendo que simplemente por comenzar a mover las cosas, tendríamos la oportunidad de salir de dicho estancamiento y cambiar las formas de hacer.

En Izquierda Socialista no había censo de miembros adheridos (cosa que legalmente habría supuesto un problema para la corriente) pero todos nos conocíamos entre nosotros. Durante años se jugó un papel marginal en el seno del PSOE, lo cual se debe, sin lugar a dudas, a que se desaprovecharon todas las oportunidades de crecimiento y fortalecimiento que la Historia nos ha brindado a lo largo de 35 años (masivas luchas estudiantiles, huelgas generales, desindustrialización, marchas mineras, reformas laborales, las guerras en el Golfo, el 15 M, las mareas…) Es justo afirmar que en muchas de esas ocasiones, la corriente se manifestó correctamente. En otras no tanto. Algunos de esos líderes históricos, que gracias a la corriente se encontraban en el parlamento europeo, por ejemplo, se sumaron en las votaciones a favor de los viajes de primera clase para los europarlamentarios. Si Pablo Iglesias levantase la cabeza…

Así se impidió no sólo el crecimiento y el avance de Izquierda Socialista, sino del propio PSOE, partido que se podría haber beneficiado de una mayor captación de militantes y votos por la izquierda mientras otros se obstinaban en jugar a la búsqueda del centro. El problema es que una presión creciente capaz de escorar al partido hacia la izquierda supondría oponerse a demasiados intereses establecidos, así que las cosas ya estaban bien tanto para ciertos sectores del partido, como para la camarilla burocrática que desde la corriente iba encontrado su sitio y acomodo en el seno del PSOE. Así, la corriente se fue convirtiendo para algunos en su lobby de poder, una herramienta de presión para reclamar o negociar cuotas de representación. Los que se podían ver más beneficiados de esa especie de trampolín, eran aquellos que necesitaban algo que supliera de alguna forma su mediocridad, su falta de carisma y/o de contactos para medrar en el partido. En este caso, eso se producía a la sombra del prestigio de la marca “Izquierda Socialista”.convert

De esta manera, durante años Izquierda Socialista se fue anquilosando entorno a algunos dirigentes históricos, se iba cociendo en su propia salsa mientras se dejaban oxidar los engranajes de la maquinaria democrática por dejadez y falta de uso, llegando a crearse auténticos feudos, en algunos de los cuales, la corriente, tratando de sobrevivir en la más ínfima minoría, fue “congelada” sin que eso supusiera una pérdida de su cuota de poder para satisfacer los egos algunos de los cabecillas históricos. Los debates ideológicos y la formación política a los nuevos miembros era algo que se iba dejando atrás. La lucha de clases no es ajena a los intereses personales o incluso a las necesidades psicológicas de los individuos, y siempre hay elementos que saben cómo explotar estas circunstancias.

Y en estas, llegó “Tapiax” el galo, dispuesto a enfrentarse a los locos romanos que estaban destruyendo el partido. Pero no todo iba a ser un camino de rosas.

Como era de esperar, Pedro Sánchez fue el gran vencedor de las primarias, pero la izquierda del partido mostramos nuestro poderoso músculo, ya no podrían ignorarnos más. En el discurso del candidato ganador a Secretario General pudimos observar elementos de nuestro propio discurso, guiños a nuestro mensaje, el cual había calado en la militancia y ya no era posible ocultarlo. Los postulados de la izquierda del partido se habían hecho escuchar, y eso era parte de nuestro éxito.

Por otro lado, teníamos también la oportunidad de hacer llegar nuestro mensaje durante a las alturas del partido, pero, y esto es lo más importante, no mediante pactos de camarilla, intercambios de favores ni pasteleos, sino porque habíamos demostrado nuestra valía y nuestra representatividad en la campaña y lo podíamos exigir.

En la Ejecutiva no entró Tapias, tampoco Madina, pero sí se acordó una lista para el Comité Federal de miembros de la corriente, donde se incorporó a Beatriz Talegón, y ahí comenzaron nuestras desgracias. No todo el mundo estuvo conforme con aquella lista, rondaba un intento de boicot de última hora a la campaña de Tapias protagonizado por “la revolucionaria de los hoteles de cinco estrellas” (una advenediza en la corriente que curiosamente, fue la primera apuesta de Garcés para presentarse a la Secretaría General en nombre de IS) en una táctica que ya es un clásico en su forma de actuar, esa de “Yo creo el problema, y luego soy la solución”. Aquella lista se votó en una asamblea casi improvisada, en una sala abarrotada en la que no todos nos conocíamos, pero también es cierto que por el momento no teníamos otra forma mejor de hacer las cosas, y correctamente, no se le dio más importancia. Decidió la mayoría y Beatriz, de la mano de Tapias, entró en el Comité Federal junto a otros compañeros de la corriente, con nuestros votos, los de la mayoría de IS, y el de algún otro que pasaba por el congreso. Sin darle más importancia.

Las cosas se complicarían de sobremanera en la asamblea de la corriente del 25 de Octubre del 2014. En esa asamblea, la esperanza generalizada de salir de aquel estancamiento del pasado se encontraba en el aire, para lo cual muchos creíamos que era necesario afianzar temporalmente el liderazgo de Tapias. Se nos escapaba un detalle importante: Tapias provenía de aquella cultura de hacer política que tanto se había asentado en la corriente y que estamos tratando de dejar atrás, la política con “p” minúscula de “politiqueo de aparato” de “pasillo” de “pactos por la espalda” de “petit comité”, de “poder por cuotas”… en lugar de esa política con “P” mayúscula de “Público” como servicio al “Pueblo”, de “Proletariado”, de “Pablismo”…

El factor decisivo para la actual crisis fue haber crecido tanto y tan deprisa sin haber realizado antes las necesarias tareas de puesta a punto de la corriente. Eso fue lo que atrajo hacia ella a ciertos elementos que, a la vez que supieron ver el fuerte crecimiento que se nos avecinaba, también se percataron de las aún imperfecciones y carencias de la corriente, entre cuyos vericuetos, ellos se veían como expertos en moverse como peces en el agua aprovechando a conveniencia todas las deficiencias pendientes por resolver, agravándolas en lugar de resolverlas. Eso sí, con el garante de Vicent Garcés, experto en moverse en ambientes donde existen lobbies, se hacen contactos, se mercadea con favores, y se ejercen tejemanejes y politiqueos varios. La asamblea del 25 de Octubre terminó con el resultado que esperábamos la mayoría, fortaleciendo el liderazgo de Tapias y rompiendo así con el pasado, apostando de esta manera por la construcción de una corriente ideologizada.

Sin embargo, dejar atrás el inmovilismo significaba dejar atrás a viejos dirigentes como Vicent Garcés, lo cual disgustó de sobremanera a su discípula aventajada, Beatriz Talegón. Aquellos que pudieron ver en el crecimiento de la corriente su oportunidad para promocionarse a nivel personal en el partido, se sintieron aterrados ante la posibilidad de perder su feudo el primero, y su padrinazgo la segunda. Una corriente de opinión, que es lo que nunca debimos dejar de ser y a lo que vamos encaminados, no es lo mismo que un lobby de presión o de poder, que es lo que otros pretendían.1361105498_0

Tras el intento fracasado de intentar invalidar aquella asamblea “in situ”, siempre con argumentos burocráticos e incluso tratando de aprovechar vilmente los problemas que por motivos ideológicos estaba teniendo un compañero de Navarra con el aparato del partido para apartarlo, donde tuvimos que aguantar los gritos desencajados y los desprecios de Talegón, adláteres y familiares hacia los votantes en la asamblea, más las acusaciones de golpismo por parte de Garcés, se desató una ofensiva sucia y sin cuartel en las redes sociales con una táctica de acoso y derribo desde perfiles falsos contra todos los compañeros que no estábamos por la labor de dar marcha atrás, que por otro lado, se mire por donde se mire, somos la inmensa mayoría.[i] Por aquel entonces, Tapias aún era víctima de aquellos ataques, en los que le denominaban el “mal llamado líder”.

Finalmente llega el día en que Tapias, que en su momento había declarado que aquella asamblea había sido legal y legítima, presenta su dimisión. Pero, ¿Fue realmente una dimisión, o un pacto entre camarillas para presentar un farol? Al fin y al cabo, Tapias y Garcés son viejos compañeros de aparato y es probable que juntos hayan tramado, entramado y desentramado mucho en el pasado, eso no se olvida así como así. Y por el otro, tenemos a Talegón, como hemos visto, experta en crear problemas, y facer entuertos, para después presentar la solución que más le conviene. Si fue un farol, el resultado no fue el esperado.

Tras pedirle a Tapias su regreso por parte de todos los territorios, se habló de la creación de una gestora, de la cual Tapias estuvo de acuerdo e incluso llegó a promocionar. Poco después afirmó que una gestora dañaría la imagen de la corriente y que haría el “esfuerzo” de regresar para evitar daños mayores, aunque lo que realmente dañaba la imagen de la corriente era la propia dimisión de Tapias, la cual, por otro lado, hasta entonces podía considerarse una decisión humanamente comprensible tras los ataques públicos recibidos por parte del sector Garcés-Talegón. El chantaje que Tapias lanzó contra los territorios para regresar como líder, fue ampliar la portavocía única a otras personas. No era mala idea, el problema no era la existencia de un portavoz, dos o tres, el problema era que nuevamente entraban en escena Vicent Garcés y Beatriz Talegón (O su principal acólita, según propuso ella después por si “el problema era ella”) He ahí el chantaje. Nuevamente, un intento de regresar al pasado. Lo curioso es la táctica empleada: Tapias crea el problema, Tapias se presenta como solución al problema. Aquel método, que de alguna forma me recuerda a la llamada “Solución Armada” del golpe de estado del 23 F, y que había comenzado con Talegón, quien sabe si desde que trató de boicotear a Tapias, tal vez para asegurarse luego su puesto en el Comité Federal (O ya desde Cascais, cuando tras su discurso parecía que comenzaban a mimarla algunos dirigentes del partido) se iba extendiendo como un cáncer. No fue de extrañar que poco después, los titulares rezasen: “Tapias resucita de la mano de Talegón”.

A partir de ahí, todo fueron ataques públicos contra la gestora, intentos de desautorizarla, deslegitimarla… Desde la asamblea del 25 de octubre, todo lo que se vota democráticamente, hay un sector que se empeña una y otra vez en boicotearlo, sector al que parece ser que últimamente Tapias se había unido últimamente, haciendo las paces con los que antes de su primera dimisión, públicamente le criticaban, le daban capones e incluso difundían sobre él bajo cuerda la idea de que Susana Díaz le había ayudado en las primarias para beneficiar a Pedro Sánchez. Todo eso fue cuando los intereses de Talegón aún no coincidían con los de Tapias. Y tarde o temprano dejarán de coincidir, pues parece ser que no es la ideología y los intereses generales de la sociedad lo que les une, por lo que no tardaremos en saber más detalles de todo este entramado.

Otro ejemplo de esto es lo ocurrido en Cataluña. Allí también hubo un proceso paralelo de tomar la corriente, incluso de forma violenta, por parte de un grupo de oportunistas. Algunos de los invasores, eran no sólo ajenos a la corriente, sino incluso al Partido Socialista, tal y como pudimos comprobar en la propia Secretaría de Organización con nombres y apellidos. Eso no fue impedimento para que recibiesen apoyos externos de parte de Garcés, Talegón y su pequeño grupo, difundiendo falsos comunicados, dándoles apoyo, etc. Dios los cría, y ellos se juntan. Lamentablemente, entre ese pequeño grupo, también se encontraba Tapias, negando la legitimidad de la gestora. Ya teníamos juntos a Tapias, Garcés y Talegón contra la gestora y la mayoría de la corriente.

tapias+garces+talegon+perello+y+tetera

De derecha a izquierda, Andres Perelló, Vicent Garcés y Pérez Tapias. Agachada, junto a la tetera, Beatriz Talegón

El caso es que hay otro sector en la corriente, mucho más numeroso, cuyos únicos intereses políticos han sido y son la defensa del socialismo de izquierdas, un sector que arranca y comienza a destacar tras deshacernos de los lastres del pasado que nos mantenían en limbo, y la buena noticia de todo esto es que actualmente, la corriente está siendo temporalmente gestionada eficientemente por una gestora reconocida por la inmensa mayoría de los territorios.

Hemos aprendido y estamos extrayendo las conclusiones correctas de toda esta experiencia, tal y como se reflejó en la última coordinadora de territorios. Allí se habló de estos temas y en los términos que he expuesto más arriba, y todos estuvimos de acuerdo en las deficiencias de las que partíamos, en el estancamiento del pasado y en sus causas y consecuencias. Se habló también de los métodos éticos para dirimir diferencias que han de distinguir a un socialista, que distan muy mucho de los empleados por el sector de los llamados tóxicos, los que difaman, calumnian, tergiversan, e incluso graban llamadas telefónicas de compañeros para luego utilizarlas fuera de contexto, compañeros que, en un principio, sólo pretendían de buena fe dialogar, dirimir diferencias y tender puentes. Y creo que es necesario, después de los esfuerzos que muchos militantes han invertido en la campaña, y que ahora se preguntan dónde está Tapias y qué ha sucedido, que se haga un poco de luz sobre estos acontecimientos.

A estos compañeros, quiero decirles que lo importante de “la campaña de Tapias” es que no era “la campaña de Tapias” a quien por otro lado nunca dejaremos de reconocerle su valía teórica y sus aportaciones al federalismo. Lo importante son las ideas y el equipo dispuesto a llevarlas a cabo, y aquí estamos, al pie del cañón.

Sin Tapias ni “Talegones”, realizamos unas primeras jornadas del ala de izquierdas del partido en Madrid los días 25 y 26 de abril, con éxito de asistencia y de ponentes. Avanzamos ganando gente en base a nuestras propuestas y nuestro ejemplo militante en el socialismo. Dicen los compañeros de Valencia, dónde se está avanzando y reconstruyendo Izquierda Socialista, que allí, nuevamente, se vuelve a debatir de ideas y a hablar de marxismo después de años sin hacerlo en una corriente, que, insisto, es de opinión, ideológica. Lo creo, porque lo mismo puedo decir de Catalunya y me consta que lo mismo está ocurriendo en la mayoría de territorios. Vamos por buen camino2014_6_23_dUdk2uXIb5OMBJSSRdFwA6.

Sólo me queda añadir que nada de esto debe de pillar por sorpresa a nadie de los que aquí se mencionan. Ya le envié un correo a Tapias con fecha 18 de enero, que me consta ha recibido, donde le expongo estos hechos y le pregunto por su implicación en ellos. Ni que decir tiene que, a su parecer, no me merezco ni su respuesta ni explicación ninguna. También los esperé, a él y a Beatriz, en la pasada coordinadora de territorios de IS, donde estaban convocados, a ver si en un cara a cara se dignaban a responder sobre sus formas de actuar. Nada. De todas formas, en aquella coordinadora, teníamos otros temas a tratar.

¿Y qué hay del general Armada? Armada, ni está, ni se le espera.

[i] Sobre esas calumnias y acusaciones vertidas contra miembros de la gestora, coordinadores de la corriente, etc, entre las cuales están las de ir en busca de cargos y sueldos, he aquí unas notas encontradas con una rápida búsqueda en google acerca de las personas que se encuentran tras estos despropósitos, y que demuestran con hechos quienes son los que más saben de cargos, de puestos colocados a dedo, de politiqueos y de sitios varios a los que en este sistema, por decirlo de alguna manera suave, es evidente que no se llega por decir las cosas claras
ANDRES PERELLO: De 1991 a 2014 sin abandonar el cargo público.
Ha sido alcalde de Buñol desde 1991 a 1995, diputado en las Cortes Valencianas en las legislaturas 1983-1987, 1987-1991, 1991-1995, 1999-2003 y 2003-2007.
Fue senador por designación de las Cortes Valencianas entre julio de 2007 y mayo de 2009, cuando dejó el escaño para presentarse a las elecciones europeas del mismo año.
De 2009 a 2014 miembro del Parlamento Europeo.
VICENT GARCES. Del 79 al 99, 20 años sin descanso. Un descansito y luego del 2007 al 2009 y del 2011 al 2014 eurodiputado.
Fue concejal del Ayuntamiento de Valencia entre 1979 y 1987;
Ha sido Diputado del Parlamento Valenciano entre 1987 y 1999.
Diputado Provincial de Valencia de 1979 a 1983
Fue diputado del Parlamento Europeo en la 6.ª legislatura, desde octubre de 2007 hasta julio de 2009,
Entre diciembre de 2011 y julio de 2014 ha sido, por segunda vez, diputado del Parlamento Europeo
BEATRIZ TALEGON. De 2007 a 2014 en cargos políticos.
concejal de Cabanillas del Campo (Guadalajara) en 2007 y también trabajó en la Oficina de Emancipación de la Junta de Comunidades en Guadalajara y como asesora de la Oficina de la Junta de Comunidades en Bruselas. bajo el Gobierno de José María Barreda, entre 2008 y 2011. Después pasó a ser asesora de la delegación socialista en el Parlamento Europeo. Además adjunta a la secretaría general del PSE en Castilla-La Mancha, secretaria general de las Juventudes Socialistas de España en Europa y secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas (IUSY). Antes de acceder a este último cargo en abril de 2012, fue vicepresidenta de la IUSY desde 2010. De allí salió con duras críticas hacia su gestión. Actualmente anda buscando su sitio en el partido
MANOLO MATA
Asesor especial del Grupo Socialista del Parlamento Europeo en 1986 y 1987 y Asesor de Presidencia de la Generalidad Valenciana en 1988 y 1989.
Ha sido concejal del Ayuntamiento de Valencia en el gobierno entre noviembre de 1989 y julio de 1991, siendo Clementina Rodenas alcaldesa de Valencia y en la oposición desde 1991 a 1995.
Ha sido diputado autonómico en la VII Legislatura en las Cortes Valencianas
JUAN SOTO
Regidor de l’Ajuntament de Xàtiva 1983-1987.
Regidor de l’Ajuntament de València 1999-2011.
Diputado en Cortes Valencianas desde 2011
JOSE ANTONIO PEREZ TAPIAS
Desempeñó el cargo de Delegado de Cultura de la Junta de Andalucía en la provincia de Granada desde 18 de mayo de 2004 hasta el 11 de diciembre de 2006, fecha en la que renunció para ocupar el escaño por Granada en el Congreso de los Diputados. En febrero del 2012, por su cuenta y riesgo, dio su apoyo explicito a la candidata Carmen Chacón en el 38 congreso del PSOE en nombre de IS, lo que le supuso algún enfrentamiento con el resto de la corriente por ni tan siquiera consultarlo.

Publicado en Comuna de Icaria el 7 de Mayo del 2015

MANIFEST D’ESC-PSC. 1er DE MAIG DEL 2015

“O amb el capital, o amb el treballador, no es pot servir a dos amos al mateix temps”. Pablo Iglesias Posse.

logo escAvui, 125 anys després de la primera vegada que es va commemorar el Dia del Treball, continuen produint-se agressions continuades als drets laborals i socials que les treballadores i els treballadors d’ahir van lluitar per a les generacions esdevenidores.

El capitalisme ens ha conduït a una situació de desocupació crònica i estructural, de baixos salaris, pobresa generalitzada, abusos i explotació d’aquells i aquelles que tenen la sort de treballar, indefinida o temporalment. La desocupació entre la joventut és de tal magnitud que condemna a una generació sencera al descoratjament, la pobresa i la incapacitat de desenvolupar-se com a persones. Els aturats de major edat, sense expectatives de tornar a trobar un lloc de treball, veuen com el sistema capitalista els abandona quan deixen de ser útils.

El teixit empresarial i financer va rebutjar temps enrere la responsabilitat de crear ocupació i la va fer recaure sobre classe treballadora en forma d’autònoms i petits empresaris, però sempre atenent a les regles que governen les relacions sota el capitalisme. És ara quan es fa més palès la necessitat de corregir un sistema que basa la seva naturalesa, la seva raó de ser, en l’explotació i l’abús.
Els governs de la dreta han convertit en legal l’explotació, la precarietat i la pobresa. La Reforma Laboral duta a terme pel Partit Popular, fomentada per la dreta europea, condemna a la inestabilitat i al desemparament a les nostres famílies. L’erosió de la nostra llibertat, el nostre dret a la manifestació, concentrades en la “Ley Mordaza” i la reforma de l’art. 315 del Codi Penal, té per objectiu neutralitzar a aquells que es resisteixen a acceptar les injustícies.

Revertir aquesta situació està a les nostres mans. No és moment de mesures subsidiàries ni ajudes eternes que legitimin la situació a la qual ens han conduït. La creació real de llocs de treball de qualitat, en durada i remuneració, només podrà produir-se des de la planificació de l’economia i la intervenció de l’Administració a rellançar l’economia real en lloc de l’economia financera i especulativa.

Des d’Esquerra Socialista de Catalunya – PSC animem a les treballadores i treballadors, de qualsevol afiliació política o sindical, a continuar lluitant diàriament pels nostres drets i els de les nostres famílies, i a commemorar especialment aquest 1º de Maig.

Salut, República i Socialisme!
Esquerra Socialista de Catalunya – Corrent interna del Partit dels Socialistes de Catalunya.

MANIFIESTO DE ESC-PSC. 1º DE MAYO DEL 2015

“O con el capital, o con el trabajador, no se puede servir a dos amos a la vez”. Pablo Iglesias Posse.

Hoy, 125 años después de la primera vez que se conmemoró el Día del Trabajo, continúan produciéndose agresiones continuadas a nuestros derechos laborales y sociales que las trabajadoras y trabajadores de ayer lucharon por conseguir para las generaciones venideras.

El capitalismo nos ha conducido a una situación de desempleo crónico y estructural, de bajos salarios, pobreza generalizada y abusos y explotación de aquellos y aquellas que tienen la suerte de trabajar, indefinida o temporalmente. El desempleo entre la juventud es de tal magnitud que condena a una generación entera al desánimo, la pobreza y la incapacidad de desarrollarse como personas. Los desempleados de mayor edad, sin expectativas de volver a encontrar un puesto de trabajo, ven como el sistema capitalista les abandona cuando dejan de ser útiles.

El tejido empresarial y financiero rechazó hace tiempo la responsabilidad de crear de empleo y la hizo recaer sobre clase trabajadora en forma de autónomos y pequeños empresarios, pero siempre atendiendo a las reglas que gobiernan las relaciones bajo el capitalismo. Es ahora cuando se hace más patente la necesidad de corregir un sistema que basa su naturaleza, su razón de ser, en la explotación y el abuso. Los gobiernos de la derecha han convertido en legal la explotación, la precariedad y la pobreza. La Reforma Laboral llevada a cabo por el Partido Popular, fomentada por la derecha europea, condena a la inestabilidad y el desamparo a nuestras familias. La erosión de nuestra libertad, nuestro derecho a la manifestación, concentradas en la “Ley Mordaza” y la reforma del art. 315 del Código Penal, tiene por objetivo neutralizar a aquellos que se resisten a aceptar la injusticia.

Revertir esta situación está en nuestras manos. No es momento de medidas de subsidiación ni ayudas eternas que legitimen la situación a la que nos han conducido. La creación real de puestos de trabajo de calidad, en duración y remuneración, sólo podrá producirse desde la planificación de la economía y la intervención de la Administración en relanzar la economía real en lugar de la economía financiera y especulativa.

Desde Esquerra Socialista de Catalunya – PSC animamos a las trabajadoras y trabajadores, de cualquier afiliación política o sindical, a continuar luchando diariamente por nuestros derechos y los de nuestras familias, y a conmemorar especialmente este 1º de Mayo.

¡Salud, República y Socialismo!

Esquerra Socialista de Catalunya – Corrent interna del Partit dels Socialistes de Catalunya.

Nuevos modelos de relaciones laborales de la burguesía, recomposición de clase y acción sindical

En vísperas de este Primero de Mayo, conviene detenerse un momento para analizar el estado actual de las cosas en la eterna lucha de clases.  La pérdida de derechos laborales, la precariedad, el aumento del desempleo, la atomización de la clase trabajadora… afectan de forma directa a nuestra capacidad de organización y de lucha como clase ¿Qué alternativas les quedan a las organizaciones sindicales para la recuperación de los derechos perdidos?. Vidal Aragonés, abogado laboralista del Col·lectiu Ronda, nos envía este interesante análisis.

Vidal Aragonés

Vidal Aragonés

El periodo junio de 2010-agosto de 2013 supone sin duda una nueva realidad para las relaciones laborales que se derivan de la legislación del Estado español. Ley 35/2010, Real Decreto 7/2011, Ley 3/2012, Real Decreto 11/2013, no son meros cambios legislativos sobre los Derechos Laborales sino que constituyen un cambio absoluto de paradigma y la imposición del modelo neoliberal. Ello tendrá, de hecho ya lo tiene, un efecto radical sobre las condiciones materiales de la clase trabajadora e incluso sobre su propia estratificación, así como sobre las organizaciones obreras y la acción sindical.

Al hablar de la significación del cambio normativo introducido a lo largo de los últimos tres años, debemos recordar que las últimas tres décadas ya habían consolidado una realidad sociolaboral diferente a la existente con la aprobación en 1980 del Estatuto de los Trabajadores. El mismo fue la máxima expresión de la correlación de fuerzas de la etapa anterior y el inicio de las dinámicas que descubriríamos con posterioridad: conquista de derechos derivados de la etapa más álgida de la lucha de clases en el Estado español y renuncias justificadas a través de la Paz y el Diálogo social. Debiéramos recordar que, con independencia de la situación de crisis económicas de mediados y finales de los 70, la normativa laboral más avanzada que se ha conocido en el Estado español se corresponde con los años 1976 y 1977, reflejo directo del mayor momento de expresión de huelgas y movilizaciones.

El periodo 1980-2010, desde el punto de vista de los derechos laborales, ha supuesto: aumento de contratación temporal, legalización de las E.T.T.’s y no limitación de la subcontratación, facilitación del despido y reducción de las indemnizaciones, ampliación de los supuestos en los que se podían modificar las condiciones de trabajo, desregularización salarial en la negociación colectiva, desarrollo y permisividad ante trabajado excluido de laboralidad. La imposición durante aquellos treinta años fue de la mano de prácticas de concertación social de las direcciones de los sindicatos mayoritarios. Ello no significaba siempre la aceptación de las medidas pero sí la negativa a llevar a cabo procesos de movilización sostenida que iban a romper con la paz social.

Si bien las organizaciones sindicales mayoritarias tienen la primera y gran responsabilidad sobre la constante pérdida de derechos, no podemos quedarnos en un análisis tan determinista y simplista del proceso. La gran derrota de la clase obrera ha sido de carácter ideológico y organizativo. Paulatinamente y fruto de las desilusiones que provocaban las organizaciones de izquierdas, las mismas se vaciaban de trabajadores y trabajadoras, hecho que provocaba y/o permitía, a su vez, nuevos giros a la derecha. De igual forma, la mejora de las condiciones sociales de toda una generación y el crecimiento económico de buena parte de los años 80, 90 y primeros años del milenio crearon una visión posibilista del capitalismo entre la mayoría de la clase trabajadora.

Cuando la burguesía apuesta por acabar con los Derechos Laborales conquistados fundamentalmente en las luchas obreras del tardofranquismo, tan sólo procede aplicar la Doctrina del Shock a las Relaciones Laborales: “la manera de salir de la crisis es minorando derechos”. Ha sido posible llevarlo a cabo por una combinación entre la debilidad política de la clase trabajadora y el conocido posicionamiento de las organizaciones sindicales mayoritarias. Que los representantes del PP manifestasen que entendían que los sindicatos mayoritarios convocasen una huelga general nos indica que la necesidad era otra: romper con la paz social en centros de trabajo, convenios colectivos y relaciones institucionales. Lejos de ello, las convocatorias de Huelga General tuvieron como objetivo recuperar el diálogo social y legitimarse como interlocutores válidos.

Se impone así el modelo neoliberal para las relaciones laborales: el trabajo es una mercancía más y como tal se debe comprar, modificar y vender con total facilidad y bajo o inexistente coste. Si trasladamos esta idea a la regulación laboral vemos que las recientes contrarreformas laborales han actuado sobre las instituciones básicas del Derecho del Trabajo: negociación colectiva, contratación, condiciones de trabajo y despido. Así, tanto de manera individual como desde una perspectiva colectiva, las organizaciones sindicales y la clase trabajadora en su conjunto se debilitan.

El objetivo de la burguesía a corto plazo es el mantener el nivel de beneficios a través del incremento de la explotación de la clase trabajadora, con un sistema en crisis de crecimiento y por tanto, de consumo y de compra, el incrementar la plusvalía es la única manera de minorar pérdidas o mantener beneficios: que la crisis la paguen las trabajadoras y los trabajadores. También se busca poder aumentar las exportaciones por una reducción de costes en base a la mano de obra, pero ello no tiene importancia desde el punto de vista cuantitativo. La inserción de la economía peninsular en el mercado europeo provocó que no hubiese una capacidad real de competir más allá de invertir en tecnología pero no por la reducción de costes de mano de obra. A medio plazo el objetivo es también el debilitar los derechos colectivos y la acción sindical.

Efectos sobre la clase trabajadora: quebramiento generacional y atomización. Aumento del conflicto laboral.

Seguramente a partir del año 2015 se producirá una recuperación del PIB y del empleo que será visto como una salida de la crisis. Sin embargo, difícilmente se llegará a los niveles de desempleo existentes antes del 2008. La nueva sociedad que se configurará combinará una desocupación alrededor del 10% con un aumento de la rotación en el empleo, bajos salarios y contratación a tiempo parcial.

El primer efecto salvaje de las contrarreformas es eliminar toda una realidad de condiciones laborales dignas. El facilitar el despido ha provocado la expulsión del mundo del trabajo de los sectores más pauperizados y la salida del mismo de un buen número de trabajadores y trabajadoras que todavía ostentaban realidades laborales no precarias. Sus condiciones de trabajo no serán recuperadas en un futuro inmediato; al contrario: serán sustituidas por empleo barato y temporalidad. Así, se ha acelerado el proceso de sustitución generacional que se había iniciado en los primeros años noventa a través de un procedimiento muy simple: despidos colectivos en sectores de dignas condiciones laborales e incorporación masiva de juventud al mundo del trabajo en condiciones precarias.

La nueva realidad de facilitación del despido y reducción de sus costes construye un formal contrato indefinido hasta el momento en el que la empresa decide que se extingue. Ello quebrantará todavía más la estabilidad laboral, provocando mayor temporalidad y rotación en el empleo, ya no como una realidad de empleo temporal a empleo temporal sino de etapas de trabajo a etapas sin trabajo.

Las contrarreformas laborales tendrán efecto también sobre el salario directo (las retribuciones que abonan las empresas como contraprestación directa del trabajo), el indirecto (los servicios públicos) y el diferido (el FOGASA y las pensiones). No podemos tratar los graves efectos que sobre estos dos últimos tiene y tendrán los cambios normativos por escaparse del objeto del presente, pero sí que podemos centrarnos sobre el salario directo. El mismo sufrirá una caída en picado a través de las nuevas regulaciones del contrato de aprendizaje y la modificación de condiciones de trabajo pero sobre todo de la negociación colectiva.

Esta última cuestión, la negociación colectiva, tendrá una afectación directa sobre los salarios en una permanente caída. Pero también afectará a los sindicatos. La regulación incluida en el Estatuto de los Trabajadores de 1980 -fase final de La Transición- sustrajo la centralidad del proceso de negociación del ámbito de la empresa y la situó en el marco más general del sector, sin pretender generar superiores derechos ni reforzar visiones de clase. El objeto era hacer desaparecer lo que en aquel momento era una realidad de fortaleza laboral en el ámbito de empresa y que respondía a dinámicas de participación de la clase trabajadora mediante asambleas, enfatizando otra realidad donde el protagonismo se traslada a una representación sindical separada del día a día de los centros de trabajo. En el 2013, en una inversión del tránsito previo, se pretende desplazar la negociación a la empresa, donde ya no existen de manera generalizada dinámicas de participación asamblearia sino que la negociación resulta totalmente desigual en detrimento de los intereses de la parte social. La realidad anterior no puede entenderse sin la preferencia aplicativa del convenio colectivo de empresa sobre el convenio de sector, cuyo efecto será un desinterés claro y paulatino hacia la negociación en el ámbito sectorial, dificultando en el actual momento una posible expresión de clase de la parte social y la consecución de garantías de unos mínimos aceptables en los diferentes sectores. En definitiva, se trata de debilitar a los sindicatos como organizaciones fuertes y representativas a la hora de negociar y potenciar el habitual chantaje del cuerpo a cuerpo negocial en el ámbito de empresa. En una realidad de crisis, se dará un efecto dominó en el cual la firma por parte de una mercantil de un convenio de empresa que empeore las condiciones contempladas en el convenio de ámbito superior «obligará» a las sociedades competidoras a degradar a su vez sus propias condiciones laborales, algo solamente evitable por un sindicalismo combativo. Si ello, por sí mismo, no fuese suficientemente preocupante para la sociedad del futuro, otras novedades como la posibilidad de inaplicación del convenio colectivo incorporadas por la ley 3/2012 agravan todavía más la realidad y de facto, hacen desaparecer la negociación colectiva como tal. Ahora, la parte patronal también encontrará la posibilidad y las facilidades que se requieran para no aplicar aquello pactado. Por último, el potencial laudo obligatorio por falta de acuerdo en las normas paccionadas nos sitúa ante un modelo de negociación colectiva más próximo a lo que se desarrollaba en la dictadura franquista que al posterior desarrollo de la materia durante los últimos 33 años. Es indudable que hay quien pretende transformar el diálogo social en monólogo empresarial y el acuerdo entre partes, en la decisión de un tercero que nunca puede ser neutro.

La nueva realidad jurídico laboral se proyectará en un futuro inmediato en el que se quiebra generacionalmente a la clase trabajadora y se la atomiza y se pauperizan las condiciones laborales. En todo caso, esa realidad de inestabilidad laboral y bajos salarios irá acompañada de diferentes situaciones: contratos administrativos, falsos autónomos, becas, falsas becas, inmigrantes ilegalizados por el Estado, trabajo sin altas en la Seguridad Social, contratos a tiempo parcial, contratos fijos discontinuos, inexistencia del centro de trabajo, teletrabajo, etc., etc.

La formación de la clase trabajadora y el crecimiento de la conciencia de clase se desarrollaron de la mano de la cohesión y las mejoras materiales; ahora, con dinámicas de atomización y pauperización social, se debilita tanto la clase como los procesos de toma de conciencia. En los últimos 20 años ha existido una pérdida de conciencia de clase con el elemento político e ideológico como determinante y con la actual debilidad material y las nuevas realidades de pérdida de homogeneidad de clase se profundiza la pérdida de fortaleza de la misma.

Hablamos de un proceso de pérdida de conciencia de clase que a su vez puso las bases para una derrota en cuanto a las condiciones materiales. La etapa que se inicia, de mínimos formales derechos laborales, acrecentará el conflicto de clase. Así se puede iniciar un proceso a la inversa, por el cual a través del conflicto laboral se abren posibilidades para la recuperación de la conciencia de clase. En la dialéctica de estos procesos jugará un papel determinante la capacidad de incidir del sindicalismo alternativo que se acompañe de un fuerte discurso crítico.

Más allá de la derrota material formal que suponen los cambios normativos, debemos tener muy claro que en la existencia de Derechos Laborales lo determinante no son las leyes ni el aparato judicial sino la capacidad de luchar. Si bien el Derecho es la voluntad de la clase dominante erigida en ley, el Derecho Laboral como rama especializada y separada del Derecho privado, también expresa la correlación de fuerzas entre burguesía y movimiento obrero en cada momento. Las leyes formalizan derechos y los tribunales interpretan su significación, la movilización colectiva es la que conquista y mantiene los mismos.

Nueva realidad sindical y nuevas luchas

El quebrantamiento generacional tiene también una afectación sobre la percepción de las organizaciones sindicales en un doble sentido: por un lado la caída de la afiliación a las organizaciones mayoritarias y por otro, la no herencia de las tradiciones de sindicalismo de clase.

Debiéramos ser conscientes de que en el actual momento los sindicatos mayoritarios se encuentran en su peor situación en los últimos 40 años: muy bajos niveles de participación, vida interna en la mínima expresión, supuestos de corrupción e incluso despidos de buena parte de sus trabajadores y trabajadoras. Esto es consecuencia de su crecimiento como sindicatos de servicios dependientes de las subvenciones estatales y responsables de llevar a cabo las mismas prácticas empresariales a las que formalmente se oponen. Existen otras dos realidades que debilitarán aún más a los sindicatos mayoritarios: por un lado, el traslado de la centralidad de la negociación colectiva del sector a la empresa y por otro, la inutilidad de su práctica sindical de las últimas dos décadas. Ahora el Pacto Social lo ha quebrantado el Estado y la patronal, ya no existe ni la posibilidad de cambiar desregulación por salario variable y la negociación sin movilización es simplemente para perder. En un pasado reciente, el discurso sindical de paz laboral se basaba en la existencia de empleo y el mantenimiento de algunas condiciones laborales; ese argumento ya no puede existir con altos niveles de desempleo y la pérdida brutal de derechos.

Respecto al traslado de la centralidad de la negociación al convenio de empresa y no al convenio sectorial, lo determinante no es tanto la determinación legal de los ámbitos de negociación sino la postura de solidaridad de clase o de corporativismo empresarial. Durante tres décadas con los convenios de sector como determinantes no se ha evitado el surgimiento de un sindicalismo que pensaba en una óptica en la que lo que beneficiase a la empresa era positivo para las trabajadoras y los trabajadores. En un sentido diametralmente opuesto, durante los años 60 y 70 cualquier conflicto de empresa entendía la necesidad de coordinar las luchas y dar una respuesta global.

El auténtico drama es que el vacío que generará el desangrarse de los sindicatos mayoritarios (que nadie piense que van a desaparecer) no será ocupado por el sindicalismo alternativo por diferentes cuestiones que nos perfilan un nuevo espacio sindical.

Es evidente que la clase trabajadora no participó como clase en el 15M pero algunos métodos y expresiones del mismo sí han tenido una plasmación en las “Mareas”. Debiera observarse que en Educación, Sanidad y Justicia han existido procesos de movilización que han desbordado a los sindicatos mayoritarios: en unas ocasiones en una combinación de participación asamblearia y acompañamiento de los sindicatos mayoritarios, en otras por la existencia de un sindicalismo alternativo como punta de lanza de procesos de lucha.

Existe una construcción mecanicista por la cual, supuestamente, tan sólo podría haber sindicalismo combativo en grandes empresas de sectores tradicionales y nunca en sectores precarios y de nueva organización del trabajo. La primera premisa no guarda relación con la realidad en la que podemos apreciar que el sindicalismo de mayor renuncia se ha cosificado en las grandes empresas. A la par debiéramos observar la existencia en los últimos meses de luchas en nuevos sectores productivos sin tradiciones sindicales de la mano de un sindicalismo combativo (en el telemarketing o en empresas informáticas). Esto nos debe llevar a pensar que lo determinante en la existencia de acción sindical combativa y movilizaciones no son tanto las condiciones objetivas para la lucha como la existencia o inexistencia de condiciones subjetivas. Llama poderosamente la atención la existencia de una nueva capa de jóvenes sin experiencia sindical pero predispuestos a la lucha contundente a través del sindicalismo alternativo y/o procesos asamblearios.

En la próxima etapa, la reorganización sindical (que requiere adaptarse a la nueva realidad recuperando métodos clásicos) no podrá construirse en base a la estabilidad en el empleo; deberá cimentarse en la existencia de esta nueva generación que se incorpora al sindicalismo desde una perspectiva crítica con el sistema y al calor de las movilizaciones.
La única alternativa real para la recuperación de Derechos es que el sindicalismo vuelva a ser combativo. Un sindicalismo alternativo sólo será protagonista si pasa por la construcción, no sólo de realidad sindical en los centros de trabajo, sino de hegemonía cultural entre la clase trabajadora, en sus barrios y ciudades.

Publicado en “La Hiedra”. 8 de Enero del 2014

Segueix

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: